main

Reseñas

Las mejores distopías de la literatura

7 julio 2018 — 8

Dystopia-TA-670947585-960x720.jpg

Todo este tiempo pensando que lo mío era el ciberpunk cuando lo que me ha alimentado durante los últimos veinte años de mi vida han sido las distopías. Que iluso, aferrarme primero a la ciencia ficción y luego al ciberpunk cuando lo que realmente amaba era el veneno sutil de la decadencia humana y las mentiras febriles sobre un mundo mejor.  He decidido no sólo cambiar de rumbo mi blog sino abrazar de lleno y sin complejos mi verdadera pasión, ¿y qué mejor forma de hacerlo que escribir un artículo sobre las mejores distopías de la literatura que me he ido encontrando por el camino?

Quien espere una lista con los clásicos se equivoca. Aquel que busque una lista exclusiva de títulos de referencia en la ciencia ficción también se equivoca. Tampoco voy a obviarlos pero por supuesto, voy a abrir horizontes y hablar de distopías en el sentido amplio de la palabra. Ahora mismo estoy leyendo una novela del escritor español Ray Loriga, que, ¡oh casualidad!, también tiene distopías en su haber (aunque no la voy a incluir en la lista). Muchísimos autores han cultivado esta faceta, sin tener que acudir a escenarios con regímenes totalitarios, robots dominando a la especie humana o catástrofes ecológicas de por medio.

La distopía más conocida quizás sea 1984, de George Orwell. También es la más manida, pero sirve de ejemplo para mi propósito aquí. ¿Es 1984 ciencia ficción?, durante muchos años yo creí que sí, pero ahora debo admitir que no lo es, porque… ¿es la antropología, la sociología o la psicología una ciencia que se pueda emplear para postular locas teorías que funcionen en el universo de la historia?. No, no lo son, al menos no como se utiliza en la ciencia ficción al uso. Durante mucho tiempo me he frustrado intentando buscar obras de ciencia ficción que tengan la ambición de 1984. Por favor, no me habléis de la psicohistoria de Asimov como ejemplo, no estoy hablando en sentido literal cuando me refiero a emplear las ciencias sociales como motor de la trama. Como no encuentro mejor forma de organizar el artículo, he preferido hablar de cada una de las obras por su fecha de publicación, empezando por la más antigua.

Me considero un aprendiz de la distopía. Es posible que sepas más que yo de algunas de estas obras, o que incluso eches de menos alguna novela que creas que he omitido, por favor, coméntalo y ayúdame a mejorar este modesto artículo. No sólo me ayudará a mí si no a otros lectores que busquen aquí una nueva distopía que no conocían.

El talón de hierro, Jack London (1907)

Reconozco que siempre asocié a Jack London con novelas sobre la naturaleza de Alaska y perros de trineo, pero no te dejes engañar, London describió con precisión lo que vendría 32 años más tarde en Europa. El hecho de que esta distopía política de manual no sea más conocida es quizás porque está escrita a principios de siglo. Se podría decir que aunque sólo sea por la calidad del autor y la fecha en la que está escrita, es la madre de todas las distopías políticas que vinieron después.

Nosotros, YevgenY ZamYatin (1924)

Muchos acusan a Orwell de hacer plagiado esta novela, y no son pocos los que dicen que además Zamyatin escribía mucho mejor que él. La mayoría está de acuerdo en que Nosotros fue como mínimo el caldo de cultivo esencial para poder escribir muchas otras distopías políticas que vinieron después, como Un mundo feliz, 1984 o varias obras de Ayn Rand.

«No hay una revolución, sino infinitas». Es lo que dice uno de los personajes de esta obra, escrita antes de la revolución soviética y que estuvo prohibida hasta finales de los años 80.  La novela nos habla de una sociedad regida y controlada por una única persona. Una sociedad donde el régimen lo significa todo y tiene un poder absoluto, hasta el punto que la individualidad ha sido negada y nadie puede poseer siquiera un nombre propio, sólo una numeración. El resultado de la revolución ha traído la felicidad a la humanidad, pero se ha tomado un precio muy alto, la libertad. Un novela que no se queda estrictamente en lo teórico sino que profundiza en el motor de lo humano, los sentimientos y las pasiones con frases sobre el amor que son tan actuales ahora como en el siglo XIX.

Esta es una novela histórica, aunque de prosa algo áspera y a veces inconexa. Contiene algunas frases para remarcar. Toma buena nota de ella.

El proceso, Franz Kafka (1925)

Para muchos, El proceso forma parte de un paquete esencial para entender la literatura del siglo XX, donde estarían entre otros, Ulises de Joyce, La montaña mágica de Mann o Viaje al fin de la noche de Céline. También es una obra catalogada como existencialista. Estoy de acuerdo en todo ello y mucho más. El proceso es una distopía muy especial que nos habla de la indefensión del hombre contra el estado y del poder de la burocracia y los peligros de una sociedad política que ha olvidado a quien sirve. Sí, este es otro de esos libros que uno querría leer alguna vez en su vida y uno de esos pocos que ha dejado huella en nuestro propio lenguaje, origen del adjetivo “kafkiano”. Ahí es nada.

Un mundo feliz, Aldous Huxley (1932)

Durante mi adolescencia, Huxley y Nietzche eran mis únicos escritores fetiche. Y del primero sólo me había leído “Un mundo feliz“.  Todavía no sabía lo que significaba la palabra distopía, bastante tenía pegándome con su antónimo. En esas edades uno tiende a verlo todo con mucho contraste y yo era de los que lo veían negro áspero. Para los que no lo hayáis leído todavía, sólo puedo decir que es imposible dejar de paladear el desasosiego y la ansiedad venenosa que se esconde entre sus párrafos. Ni siquiera al llegar al final puede uno desprenderse de la espesa sensación que deja tras leerla. Te lo advierto, fue la novela que cambió mi vida. El concepto de soma me abrió los ojos a la realidad en que vivimos y le rindo tributo obligado en mi ópera prima, 11,4 sueños luz, donde el trank es la versión revisitada de esta droga que cura la realidad.

Como curiosidad, puedo decir que a la edición que yo tenía le faltaban las tres últimas páginas Tarde casi cinco años en hacerme con otra edición para leer el final y lo cierto es que de alguna manera yo ya intuía su único desenlace posible.

Invitado a una decapitación, Vladimir Nabokov (1935)

A Nabokov le ardían las tripas cuando los críticos le endosaran la lápida de “kafkiano” al referirse a esta novela. Supongo que los críticos se quedaban en lo evidente del contenido, sin rascar en el significado, ya que si existen adjetivos válidos, para qué buscar otros. Es una de las cosas que diferencia a un crítico de un escritor, la búsqueda de la palabra más apropiada.

La obra nos narra la historia de un reo condenado a muerte por un crimen del que es imposible una definición exacta. La vida en la cárcel, las relaciones con los diversos personajes y lo que ocurre en tan reducido espacio es algo que no se puede describir con adjetivos mundanos. Tendríamos que pedir ayuda a Nabokov para describirlo, por eso es mejor leerla. Dicen que era la obra favorita de Nabokov, por encima de Lolita.

La guerra de las salamandras, Karel Capeck (1936)

Capeck es el escritor Checo que inventó la palabra Robot (en 1920) así que agarraros que vienen curvas, estamos hablando de uno de los primeros escritores de ciencia ficción y en esta novela lo demuestra.

Cuando el capitalismo enfrenta la estabilidad ecológica del planeta, cuando la ética cede al imperio del dinero… tenemos un novelón. ¿Que pasaría si descubriéramos una especie animal que puede reemplazar al ser humano?, no digo más porque merece la pena descubrir el hilo narrativo de esta peculiar novela.

¡Vivir!, Ayn Rand (1938)

Publicada también con el título de “Himno”. Ayn Rand es una controvertida autora, creadora de una corriente de pensamiento llamada objetivismo. Hoy día no es precisamente popular, ya que en su filosofía se preconiza un capitalismo radical donde el egoísmo y el orgullo son una virtud, la humildad es un vicio y el extremismo es más que recomendable.

Esta novela corta tiene una estructura clásica, similar a las distopías de sus contemporáneos. Resumiré en una frase de la propia novela, el leitmotif  de la obra:

Nosotros no somos nada. La humanidad lo es todo. Nos es dado vivir gracias a nuestros hermanos. Existimos por ellos, al lado de ellos y para ellos, que son el Estado. Amén.

Existe una obra más conocida, más extensa y también bastante distópica, “La rebelión del Atlas“, describe un Estados Unidos en decadencia debido al excesivo intervencionismo del gobierno, donde se organiza una rebelión de los grandes empresarios contra el estado. Es su obra más importante y la mejor muestra de su pensamiento ultraliberal.

1984, George Orwell (1949)

Durante muchos años para mí fue la hermana pequeña de Un mundo feliz. Quizás por que la crítica en su interior es mucho más dirigida y más política, mientras que Un mundo feliz resulta mucho más abierta, más sociológica y menos política. Sin embargo, 1984 puede que sea una de las distopías que más difusión han tenido en la cultura popular. Quizás porque surgió justo cuando empezaba la guerra fría y no deja de ser una feroz crítica al comunismo. No obstante, y pesar de que durante mucho tiempo fue una de mis obras de referencia, creo que hay distopías mejores, eso sí, si no la has leído, deberías hacerlo.

Mercaderes del espacio, F. Pohl (1953)

Bueno, aquí tenemos el primer autor de ciencia ficción puro de la lista, y uno de mis escritores favoritos: Frederik Pohl.  Aunque mi novela favorita escrita por él es otra, Pórtico.

Pohl describe un futuro donde el sistema económico ha reemplazado al sistema político, donde las grandes multinacionales ejercen el poder sin límite alguno. Ya no existen ciudadanos, sólo consumidores, y el lujo convive con la escasez más absoluta.

Pohl siempre fue uno de mis escritores de ciencia ficción favoritos por una razón: es capaz de describir -sin palabras, como los buenos escritores- los mejores y los peores sentimientos humanos, y situarme de forma creíble en lugares y tiempos que no existen.¿He dicho ya que es uno de mis escritores de ciencia ficción favoritos?

Fahrenheit 451, Ray Bradbury (1953)

Es curioso que Fahrenheit 451  siempre aparezca en los listados de ciencia ficción y Un mundo feliz no lo haga con tanta frecuencia. Tal vez es porque esta novela transcurre en un futuro identificado como tal y Un mundo feliz u otras distopías casi parezcan una ucronía. Da igual, Fahrenheit 451  tiene no solo un buen título, sino un excelente idea. ¿Qué pasaría si los libros estuvieran prohibidos?, 451 grados fahrenheit es la temperatura a la que arde el papel. Gran título para una obra donde la persecución de los libros solo es una excusa para hablar del pensamiento único y la dictadura de un falso conocimiento.

Las estrellas, mi destino, Alfred Bester (1956)

Ciencia Ficción clásica en estado puro. Casi podría ser un cómic, desde el principio al final, no en vano Bester fue guionista de comics como Superman entre otros. Esta novela, también titulada ¡Tigre, tigre! es la que según muchos críticos es su mejor novela, todo un derroche de imaginación que en base a una premisa muy sencilla planta el germen de una distopía de esas que al principio parecen utopías divertidas:  ¿qué ocurriría si todos los seres humanos pudieran teletransportarse a cualquier lugar?, ¿y si en ese universo el hombre ya hubiera explorado decenas de planetas? La única limitación a la teletransportación reside en que para poder hacerlo el sujeto necesita conocer el lugar de destino. El mundo entero cambiaría, de forma radical. Pero no, la novela no habla de esto, sino de otra revolución mayor, ¿qué ocurriría si un hombre fuera capaz de teletransportarse a cualquier punto del universo, incluso ni no lo conoce de nada?

Cántico por Leibowitz, Walter M. Miller (1960)

Esta es una distopía postapocalíptica de estilo sencillo, que abarca tres historias separadas en el tiempo por varios siglos y que empieza narrando la historia de la Orden Albertiana de Leibowitz, una congregación fundada por un técnico tras el “Diluvio de Fuego” (una guerra nuclear) cuya tarea es rescatar los textos y el conocimiento que desaparecieron en el cataclismo. En ese mundo desolado, la ciencia es perseguida por los descendientes de los hombres y solo encuentra refugio en la orden de Leibowitz.  A lo largo de la historia, la humanidad evoluciona de nuevo y vuelve a cometer los mismos pecados.

Una reflexión clásica, muy de los años 60 sobre el futuro de la humanidad, en clave de ciencia, religión y ambición suicida. Un clásico distópico para los amantes puros de la ciencia ficción, pero que estilísticamente hablando es tirando a sobrio.

Harrison Bergeron, Kurt Vonnegut  (1961)

Imagina un mundo donde para no herir los sentimientos de los demás y para que todo el mundo tenga igualdad de oportunidades, a los que tienen dones o son naturalmente buenos en algo, se les prohíbe serlo. Da igual que sean atletas o artistas. Imagina un mundo más allá de lo políticamente correcto, donde la política de discriminación positiva se ha atrevido a ir más lejos. Es una pena que sea un cuento casi imposible encontrar, y que ni siquiera esté traducido. Sólo la breve sinopsis es tremendamente seductora. Se puede encontrar en una recopilación de relatos bajo el título Welcome to the Monkey House, editada en 1968. Yo lo compré de segunda mano por 2€.

El mundo sumergido, J.G. Ballard (1962)

En un mundo donde solo la parte superior de los antiguos rascacielos sobresale del agua, la humanidad, lejos de estar sumida en angustia o caos, sobrevive y florece. Este es el punto de partida del libro de Ballard, uno de los autores con mayor calidad literaria de la ciencia ficción, al menos para mí. El punto de partida de una humanidad anegada, no es más que una excusa para un viaje interior sobre el ser humano mucho mas profundo, como suele pasar con sus obras. Hay críticos que dicen que esta novela no está a la altura de otras obras de Ballard, lo cierto es que en su momento fue una obra de referencia para la literatura británica.

La naranja mecánica, Anthony Burgess (1962)

Imprescindible historia que probablemente conozcamos todos. Ucronía, distopía… o realidad. Soy de los que opinan que nos aproximamos a una eclosión de violencia individual producida por la dictadura de lo políticamente correcto y la falta de ética y compromiso en la sociedad. La violencia como única via de expresión ante un mundo aséptico y carente de sentido. Una distopía hiperviolenta que se hace cada vez mas actual con el paso de los años. Si la lees, asegúrate de que tu edición incluye el final del autor, el capítulo 21.

La fuga de Logan, William F. Nolan (1967)

Quizás no sea la mejor novela de todas las de esta lista, pero su indudable influencia en nuestras mentes colectivas y en la ciencia ficción posterior es un hecho. Estamos ante la distopía clásica por excelencia de los años sesenta. Logan pertenece a una sociedad utópica basada en un estricto control de la población y su natalidad, ya que a los 21 años, todo ciudadano debe dejar de existir, todo orquestado por un ordenador central que sustituye los poderes legislativo, ejecutivo y judicial. La novela, lejos de ser cerebral o intimista, es más bien una novela de aventuras con mucha tecnología e imaginación. La fuga de Logan es un gran exponente de la ciencia ficción clásica y un título reconocido que no podía faltar en esta lista.

Riddley Walker, Russell Hoban (1980)

Libro para amantes del lenguaje, especialmente si pueden leerlo en inglés, ya que el autor lo retuerce y pervierte hasta hacerlo formar parte importante de la propia historia. Un mundo asolado, post-apocalíptico, donde los supervivientes han transformado su lenguaje con el paso de los años, adaptándolo a la realidad. Un mundo destruido por la ciencia, que sobrevive ahora gracias a la superstición, la violencia y los sacrificios humanos en el corazón de la vieja Inglaterra. Muchos críticos no la ubican como ciencia ficción, y por eso mismo recomiendo esta gran distopía.

Neuromante, William Gibson (1984)

Ahora es cuando debería decir eso de “me alegra que lo menciones”, ya que William Gibson es uno de mis autores favoritos. Escribí una reseña bastante extensa de esta gran novela en mi blog. El mérito de Gibson es doble: es capaz de escribir literatura de calidad y además crear un nuevo género de la nada. No es una novela fácil de leer, debido a su prosa recargada y poética y su nuevo mundo distópico, que no es nuevo en lo esencial (grandes corporaciones, existencialismo nihilista, violencia endémica, capitalismo atroz) sino por la ambientación, asfixiante, atiborrada de cielos plúmbeos, luces de neón e ideogramas japoneses. Si eres buen lector y nunca te has acercado a la ciencia ficción, esta es una entrada a lo grande, un salto al vacío en toda regla.

El cuento de la criada, Margaret Atwood (1985)

Una de las primeras cosas que recuerdo de cuando empecé a leer este libro es que recordé haber leído otro hace muchísimo tiempo, el Hombre estrella, de Gabriel Bermúdez Castillo. Los que han leído ambos sabrán porqué y es por el abuso de los contrastes absolutos. Ninguno de los dos me gustó, aunque hay que reconocer que el de Atwood está a otro nivel, y eso que no me gusta ni por su literatura, ni por la historia, ni mucho menos por su conclusión. Escribí una controvertida reseña en Goodreads que me costó un disgusto en forma de tormenta de mierda pública en Twitter.

No voy a decir nada que no sepáis ya sobre el argumento de esta historia, construida sobre una sociedad enferma, la república de Gilead, donde las mujeres apenas pueden procrear y son esclavizadas para imponer una moral victoriana y ser sometidas al antojo de los patriarcas. No me gustó el libro, pero creo que es un magnífico ejemplo de distopía y por esto está en esta lista.

Hijos de los hombres, P.D. James (1992)

Casualidades del destino, el siguiente título de la lista también está escrito por una mujer y también habla de una sociedad enferma donde la humanidad ha perdido la capacidad de procrear, sin embargo, la historia es muy diferente, y para mi gusto, muy superior. También se ha hecho una producción audiovisual, en este caso una película con el mismo nombre, y es un peliculón. Algunos dicen que es bastante mejor que el libro, y debo decir que quizás sea cierto, no porque el libro sea malo, sino porque la película es excelente. En cualquier caso, otro libro para la lista.

Ensayo sobre la ceguera, Jose Saramago (1995)

A este autor portugués nadie, jamás, se atrevería a englobarle en la ciencia ficción. Sin embargo el argumento de esta memorable novela, cumple todos los requisitos para serlo. Saramago nos sumerge en las aguas heladas de una sociedad cruel y violenta, donde la pérdida de visión repentina de toda la población del planeta ha sumido de la noche a la mañana a la humanidad en una nueva época oscura. Literalmente hablando. Nada de lo que diga sobre esta novela le hará justicia, una de mis novelas favoritas de todos los tiempos, sea del género que sea.

The Slynx, Tatyana Tolstaya (2000)

Tres razones me llevaron a leer esta distopía premiada por la crítica en todo el mundo:

  1. Me encanta Mad Max y su rollo post-apocalíptico futurista decadente.
  2. Me encanta la literatura rusa, del siglo XIX, del XX y del XXI.
  3. La autora es la bisnieta de Leon Tolstoi, y Tolstoi es dios.

¿De veras no tienes curiosidad por leerla?

Metro 2033, Dmitry Glukhosvsky (2005)

Leí la novela después de terminar el videojuego que tiene su nombre, porque sabía que debía haber algo especial en una historia capaz de crear un juego con un ambiente tan particular. Y no me equivocaba.

En el año 2033, los supervivientes de una hecatombe nuclear sobreviven como pueden en las redes de metro de Moscú, donde se ha desarrollado una nueva sociedad, con su propia economía, industria y  sistema de gobierno. No digo más, no quiero negaros el placer que supone descubrir página a página lo que Glukhosvsky ha imaginado para vosotros.

La carretera, Cormac McCarthy (2006)

Hay gente sensible que dice que no ha podido terminarlo por su excesiva crudeza, he de reconocer que es uno de los motivos que me llevó a leerlo hace apenas unos meses. No creo que sea para tanto, lo que si es cierto es que es un premio Pulitzer en el año 2007, si no me equivoco el único de la lista con un premio de este tamaño.

Bajo la excusa de un apocalipsis post-nuclear el viaje de un padre con su hijo hacia el sur sirve como excusa para reflexionar sobre la muerte, el destino de la humanidad y el fundamento del orden social. Se lee rápido y es imposible soltarlo una vez que se empieza… si tienes estómago ya que es obsesivo y absorbente por partes iguales.

El día del opríchnik, Vladimir Sorokin (2006)

El día del Oprichnik nos transporta a una Rusia imaginaria del año 2027. Su protagonista, es parte de los Oprochnik, la guardia pretoriana del nuevo Zar. Nuestro narrador es un hombre despiadado y sin dobleces que ejecuta órdenes en un nuevo orden social, donde el poder del estado y de la violencia son absolutos. Drogas, asesinatos y violaciones se suceden en orden, para darnos una idea del futuro de un estado totalitario, sospechosamente parecido a una proyección de la actual Rusia en el futuro.

Los juegos del hambre, Suzanne Collins (2008)

De toda la lista creo que es la única novela que podría catalogar como literatura Juvenil. Lo es, pero también es el fiel representante de un subgénero (novela juvenil) que creo que merece la pena estar en la lista. No he incluido algunos otros títulos, porque no aportarían demasiado. Esta saga de tres libros tiene una gran virtud, la de haber creado un mundo distópico con bastante sentido y profundidad. De haber sido otros personajes más maduros -imposible por la propia trama y estructura de la sociedad que describe- quizás podríamos hablar de una distopía adulta sin complejos, pero la candidez de los personajes y su mirada al mundo que les rodea la convierten sin remedio en una distopía juvenil. Será uno de los libros que recomiende a mis hijos cuando me pregunten qué pueden leer. Una gran saga, lástima de adaptación al cine, que la degradan a cine infantil.

Espejismo, Hugh Howey (2012)

Una de las novelas más recientes de la lista. Una novela donde el lector empieza casi a ciegas, como todos los habitantes del silo. Uno de los puntos más fuertes de Espejismo es ir explorando lo que sucede, a la par que los personajes. El comienzo, impreciso nos aclara que en algún momento del futuro cercano, la atmósfera del planeta se volvió tóxica. Una pequeña sociedad sobrevive en algo parecido a un refugio, rodeado de atmósfera ácida y mortal. De vez en cuando, los condenados a muerte salen al exterior para reparar los sensores que advierte de la toxicidad del exterior… y no digo más. Toda una distopía post-apocalíptica llena de misterio con una forma de narrar que hará que te dé casi un ataque de ansiedad.

Sumisión, Michel Houllebecq (2015)

No es la primera incursión de este autor francés en la buena literatura con matices de ciencia ficción, también, en esa línea puedes leer Partículas elementales o Plataforma. En este caso, Sumisión es una distopía que también podría ser descrita como una ucronía en toda regla.

Imagina una sociedad francesa al borde del populismo, imagina que para evitar caer en él se refugia en el islamismo moderado. Imagina que poco a poco, ese islamismo moderado deja de serlo de forma progresiva y sutil… y eres testigo de excepción de cómo Francia se va haciendo pedazos ante el peso de una sociedad cobarde y pusilánime. Houllebeq es el maestro de la decadencia y lo demuestra con maestría y una inteligencia sin mordazas.

Una de las mejores distopías que he leído, porque no nos lleva lejos, sino mas bien todo lo contrario. Con la fantástica prosa de Michel Houllebeqc y sus personajes profundos y lóbregos, no puedes dejar de leerla. Escribí una reseña hace unos años en mi blog.

Y un extra inesperado….. Half Life 2

Voy a hablaros de un videojuego, quizás mi videojuego favorito. Half Life 2. Y lo voy a hacer porque estoy seguro de que algún día se estudiará en las universidades de todo el mundo, y también porque la narrativa de este juego no tiene nada que envidiar a alguno de los libros que he mencionado antes, ni a ninguna película del género. Half Life 2 es para muchos, uno de los mejores videojuegos de la historia y no lo es por sus gráficos, sus escenas de acción o su música… lo es por su historia y lo que nos hace sentir.

La historia de HL2 es como la de muchos videojuegos de este tipo: extensa, compleja y con callejones sin salida. La forma de narrar de un videojuego es diferente a la de una película o una novela, porque necesita de la interacción del jugador para desenrollarse. Todo comienza con un viaje en tren a una ciudad norteamericana no identificada por parte del protagonista, que por circunstancias complejas, ha permanecido en éxtasis durante varios años. Nuestro protagonista pronto descubre que la sociedad está controlada por una fuerza policial que ni siquiera parece humana. La población, sin ocupación y sin esperanza, permanece recluida en sus casas, donde ni siquiera tienen el control de sus cuerpos, que ya no pueden siquiera procrear. Una monstruosa torre domina la ciudad, que ha sido troceada en sectores aislados, donde nativos humanos y alienígenas malviven dominados por un ente y una tecnología que no comprenden, utilizados como trozos de carne en una partida de ajedrez cósmica. Un comienzo brutal que todavía guarda muchos ases en la manga. La eterna promesa de una tercera parte nos ha tenido a fans de todo el mundo sumidos en la espera… que desgraciadamente nunca llegará. Aun así, hablamos de un juego que ha marcado al menos a una generación en todo el mundo, iniciándoles en una nueva forma de narrar a la que he querido rendir tributo en este artículo.

30 distopías

Tal como comentaba al principio, seguro que me he dejado grandes distopías por el camino, por mi propia ignorancia o por despiste, por favor, deja un comentario para que pueda mejorar este articulo a lo largo del tiempo. He hablado sin parar de 30 universos distópicos a lo largo de un siglo. Algunas obras clásicas ya reconocidas por todos, otras, futuros clásicos. Quizás leas esto y digas… ¿30?, ¡he contado 29!

Claro, porque todavía no os he recomendado mi propia distopía: el París del siglo XXIII. donde la raza humana huye de sí misma, encerrada en grandes torres, escondida en la realidad virtual o anestesiada gracias al trank, la droga definitiva. No voy a desvelar más, haz click en la portada si tienes curiosidad sobre mi novela, 11,4 sueños luz

Un thriller en el París del siglo XXIII

345 páginas de puro ciberpunk. Disponible en papel y eBook

CiberpunkReseñas

Hardwired: ciberpunk clásico de los 80

28 enero 2018 — 2

hardwired.jpeg

El autor: Walter John Williams

Escrito en 1986 por Walter John Williams, Hardwired es una de las novelas más ciberpunk que puedas leer, al menos si nos atenemos al concepto de género creado por Gibson. Aunque Williams nunca formó parte del grupo original de Mirroshades, su estilo es similar en lo estético y también en el contenido. Quizás tenga más acción y un ritmo más fluido que Gibson, y si te gusta el ciberpunk clásico, es una novela que debes leer.

Williams es un autor ciberpunk que supo incorporar el ideario al completo, e incluso ampliarlo con detalle: implantes, la red, mujeres fuertes, drogas, corporaciones todopoderosas, estados nacionales en decadencia, ruina moral, distopía económica, e incluso la inmortalidad gracias a la tecnología. A diferencia de otros autores, mantiene el mismo clima de Gibson, sin caer en el humor absurdo de otros autores, y todo ello pese a los excesos tecnológicos y las luces de neón que inundan los párrafos. De hecho, es lo más parecido que he leído a Neuromante, por ello a menudo se le compara con Gibson y con Zelazny (otro autor interesante del que hablaré).

Tanto es así que Williams fué parte del equipo que escribió el libro de reglas de Cyberpunk 2020, el juego de rol del que ya hablé hace algunas semanas y del que también ha escrito varios complementos de juego. Sí, hablo de ese juego de rol mítico de los 90. Williams no se limitó ni mucho menos al ciberpunk, aunque englobadas en el mismo subgénero, existen otras obras suyas como Voice of the Whirlwind y Angel Station.

En su extensa obra de más de 30 publicaciones podemos encontrar desde postcyberpunk space opera (Aristoi), hasta ciencia ciencia ficción miliar (con la serie de Dread Empire’s Fall), historia alternativa  (Wall, Stone, Craft), ciencia ficción fantástica/arcano-punk (Metropolitan y City on Fire), Thriller (The Rift), y varias novelas de Star Wars (The New Jedi Order: Destiny’s Way) así como novela de aventuras histórica (Privateers and Gentlemen series). Vamos, que este buen caballero sigue en activo como escritor profesional. Como suele pasar con muchos autores, “Hardwired” fue una de sus primeras novelas publicadas (empezó publicando en 1981) y también la novela por la que más se le conoce.

Si eres escritor o quieres serlo, quizás te interese leer esta entrevista que le hicieron en el 2011, me parece oro puro para todos los que de una forma u otra pretendemos entrar en este oficio, si solo te interesa esta novela, puedes saltarte esa lectura. Considérala un “extra”. Si tienes curiosidad acerca del autor, está activo en Goodreads y mantiene su propio blog actualizado (con una entrada la semana pasada).

HARDWIRED: LA NOVELA

Diferentes portadas. La primera, española y lamentable. La segunda, finlandesa y la última, elegida por el propio autor para su relanzamiento en eBook por él mismo, y para mi la que mejor resume la novela.

Vamos allá, al fin y al cabo si has llegado hasta aquí no es solo para ahondar en la biografía de otro autor yanki ¿verdad? Viendo las portadas te harás una mínima idea de qué va la historia, pero déjame que te de algunas pinceladas. Yo nunca hago spoilers así que descuida.

La novela habla de la lucha del bien contra el mal: un clásico, lo mismito que Shakespeare. En este caso el bien  está representado por lo que queda de los perdedores de una guerra mundial: traficantes, asesinos, prostitutas y sicarios. Los malos, fueron los ganadores de la guerra entre las naciones de la Tierra y los orbitales. Estos últimos, son los que manejan el mundo y las insignificantes vidas de los planetarios. Los nuevos amos viven en colonias espaciales en los puntos de Lagrange. Si esta palabra te suena a una canción rock,  puedes leer mi estupendo árticulo sobre los puntos de Lagrange.

Los orbitales son una forma similar y algo más organizada de las corporaciones de Gibson, o las metacorporaciones de un tal Avedon. Hardwired es mucho menos conocido que Neuromante o Carbono Alterado, dos obras imprescindibles, pero yo las pondría al mismo nivel. Williams hace un uso especialmente intensivo de los implantes cibernéticos, y describe casi con poesía la sinestesia de mente y tecnología que producen.

Su co-protagonista, una mujer dura y atormentada, es un personaje muy fuerte, lleno de vida y memorable, y quizás el mejor personaje femenino ciberpunk que he leído hasta la fecha. Choca ver un personaje escrito así en los 80. El resto de personajes, especialmente el del villano, Roon son especialmente escalofriantes, hacía mucho, mucho tiempo, que no leía un antagonista tan brillante. Definitivamente a Williams se le da muy bien caracterizar personajes.

Sin embargo, lo más potente del libro no es únicamente el trabajo de personajes, ni la ambientación, ni tampoco el “wordbuilding”: yo diría que es la acción. Tiene ritmo, es ágil y vibrante. Creo que si todavía no se ha realizado una película basada en Hardwired, es por que sería demasiado escalofriante y extraña. Hollywood no podría hacerla, solo los rusos podrían. Existe una película de  de los 90 con el mismo nombre, pero que no tiene absolutamente nada que ver con esta novela, ojo, no os equivoquéis.

No quiero desvestir los detalles de la trama, pero el Ciberpunk de Williams es un ciberpunk que no conoces ni te han contado. Un libro escrito en los 80 con capacidad de sorprender, a pesar de las toneladas de imágenes y argumentos que hemos digerido a través de la televisión y el cine en las tres últimas décadas.

La única pega que le puedo poner, es su final, que deja un sabor de boca algo vacío, demasiado convencional y que desluce la obra, convirtiéndola en algo efímero y sin sustancia. Es cierto que tampoco se le puede pedir algo más a una novela de entretenimiento, pero para mi gusto le falta algo más de drama y rotundidad.

En resumen, una novela diferente, clásica y muy interesante si realmente amas el ciberpunk. Solo si has jugado a Cyberpunk 2020 podrías intuir por donde van los tiros, por cierto, como anécdota final os diré que Williams y R.R. Martin eran compañeros de partidas de rol. ¿El mundo es un pañuelo verdad?

CiberpunkCiencia FiccionReseñas

Philip K. Dick’s Electric Dreams

15 enero 2018 — 5

dick-electric-dreams-1-960x540.jpg

Ya han pasado meses desde su estreno oficial y los diez capítulos que componen la primera temporada de Philip K. Dick’s Electric Dreams están disponibles on-line a través de plataformas de streaming como Amazon Prime Video, sin embargo, he oído muy pocas opiniones de ella, por eso quería comentarla en mi blog. No seré imparcial, porque Philip K. Dick es uno de mis escritores de ciencia ficción favoritos, y su influencia en mi propia obra es enorme, junto con la de Robert Silverberg o Frederik Pohl.

Philip K. Dick's Electric Dreams - Fotograma de un capitulo

Si eres un aficionado a la ciencia ficción, estoy seguro de que te suena el nombre de Philip K. Dick, uno de los clásicos de la ciencia ficción de los años 60 y autor de innumerables cuentos y novelas, y quizás el escritor con mas adaptaciones al cine. Su obra sin embargo no es del gusto ni de fans de la ciencia ficción “hard” ni de algunos lectores exigentes, ya que consideran mediocre la prosa de Dick. En realidad lo que ocurre es que Dick fue un tipo peculiar, que siempre escribe acerca del ser humano, y de su relación con el mundo. Prestaba más atención a las historias que a la prosa en si misma y tenía un estilo sencillo y visual, dotado de una imaginación muy diferente y poco convencional. Para él la tecnología o la ciencia en sus narraciones eran algo totalmente secundario, tan sólo una herramienta más que sostenía a sus personajes y sus dramas.

Nacido en 1928 en Estados Unidos, Dick publicó 44 Philip K. Dick en Blanco y Negronovelas y 121 cuentos cortos. Ganador de los premios más reconocidos, su primera novela con éxito fue “El hombre en el castillo”, en 1962. Curiosamente, también están haciendo una serie con ella. Murió a los 53 años, dejando un legado sin igual. No existe otro autor de ciencia ficción con una legión de fans y detractores como él: le amas o le odias. Con una inmerecida fama de drogadicto, tocó temas diferentes, como la teología, temas sociales y económicos, incluyendo las mega-corporaciones, y por supuesto las drogas. Quizás por eso a menudo le han colocado la etiqueta de precursor del movimiento Ciberpunk, aunque desde mi punto de vista, Dick es totalmente ajeno a él, de hecho murió justo cuando empezaba el fenómeno iniciado por William Gibson.

Sus obras, como comúnmente se dice en España son “una puta ida de olla“, y sus cuantos cortos, aún lo son  más. Siempre recordaré cuando una de sus novelas, VALIS, me habló directamente, utilizando de forma sutil, el recurso de la cuarta pared. Yo tenía apenas 18 años y experimenté por primera vez en mi vida lo más parecido a una alucinación literaria. Dick fue un maestro a la hora de hablar del concepto de realidad, y ha utilizado esa habilidad como ningún escritor de ciencia ficción. Quizás por eso hay más de una docena de películas basadas en su obra, esta es una lista recopilada por voluntarios de la Wikipedia (en inglés):

Precisamente, de sus cuentos cortos, surgen las mini-historias que se cuentan en cada capítulo de “Philip K. Dick’s Electric Dreams“, que tiene una factura impecable, y una estética muy cuidada, con una fotografía digna de largometraje. Por si fuera poco, la mayoría de capítulos tienen actores de renombre y que marcan la diferencia: Steve Buscemi, Geraldine Chaplin, Bryan Cranston, Greg Kinnear o Timothy Spall entre otros. Puedes ver la lista completa de capítulos y casting en IMDB.

Philip K. Dick's Electric Dreams - El productor encadenado :D

El último capítulo se ha atrevido con “El padre cosa” uno de los cuentos más famosos de Dick. Todavía no he visto ese capítulo, porque a diferencia de otras series como Black Mirror, cada entrega es tan diferente de la anterior, en intensidad y en ambiente que cuesta despegarse de lo que has visto y necesita reposar para disfrutarla. No se puede hacer una maratón, porque es demasiado buena como para pegarse un atracón.

Philip K. Dick's Electric Dreams
Este es para mi uno de los capítulos mas flojos.

Sin embargo no todo iban a ser parabienes. Algunas historias son flojas, y para televisión quizás no funcionen bien, tienen un final más bien traído con los pelos y quizás no fueron buenas elecciones. Es difícil adaptar un cuento de Dick a un formato corto, y quizás en algunos casos daba para película, como es el caso “The commuter”, “Human is” o “The hood”. Para aquellos que están acostumbrados a “Black mirror”, la serie de moda, echarán en falta esos finales tan contundentes. La obra de Dick siempre fue más bien de finales progresivos, abiertos, confusos, sutiles y a veces, inexistentes. En cualquier caso, los autores de la serie han sabido plasmar el ambiente denso de las obras de Dick y para mi, Philip K. Dick’s Electric Dreams se ha convertido ya en una joya de la televisión con derecho propio.

CiberpunkReseñas

Carbono Alterado – La serie de TV Ciberpunk

2 diciembre 2017 — 7

AlteredCarbon-FINAL-960x474.jpg

Carbono Alterado, de Richard Morgan es una novela Ciberpunk de 526 páginas escrita en el año 2002. A pesar de la enorme distancia que la separa de los clásicos del género como Neuromante o Hardwired, cuando la leí se convirtió instantáneamente en una de mis lecturas favoritas del género.

carbono alterado - cubierta de la novela
Carbono alterado – Cubierta de la novela original

El 1 de Febrero de 2018 estrenaron en Netflix una serie con su nombre, acompañada de una campaña de marketing espectacular,  no solo por el dinero empleado empapelando marquesinas de autobuses, con anuncios por todas partes, si no por lo visualmente impactante de sus carteles promocionales:

Flipé cuando la vi en un cartel en la calle.

La promoción, mundial, debe estar pareja al capital invertido en la producción. El resultado de un proyecto tan ambicioso, es sencillamente espectacular.

Esto quedaría aquí si no fuera porque en su día leí la novela. Cuando empecé a ver la serie observé con atención los créditos, para ver si el autor aparecía como asesor de guión o qué se yo, incluso en el equipo de guionistas principal, pero no. Luego leí en la wikipedia que vendió los derechos por un millón de dólares. Imaginad si la idea de la novela original era buena: el intercambio de cuerpos a través del trasplante de la conciencia, personalidad y recuerdos a través de una especie de “chip” implantado desde el nacimiento en toda la población, haciendo posible resucitar después de la muerte, o sencillamente, no morir nunca. Las posibilidades narrativas eran enormes, un filón.

La serie visualmente es una puta maravilla. Lo de “puta maravilla” es algo que únicamente digo cuando se me escapa, como si el adjetivo tuviera vida propia, además en este caso creo que es muy apropiada la expresión. A partir de este momento cuando alguien piense en una ambientación Ciberpunk ya no pensará en Blade Runner, ni tan siquiera en la nueva Blade Runner 2049, no, pensará en “Altered Carbon“.

carbono-alterado-soldados-protectorado

Carbono Alterado tiene absolutamente todos los ingredientes del género Ciberpunk, ordenados y en su justa proporción. Si alguien me preguntase: “ya pero ¿qué es el ciberpunk?”, le diría: “Ve el primer capítulo de Carbono Alterado”, eso es puro ciberpunk. No falta nada: Inteligencias Artificiales (IAs), implantes cibernéticos, transferencia de consciencia entre cuerpos, inmortalidad gracias a la tecnología, grandes corporaciones, ciudades aéreas, bajos fondos, una gran variedad de armas de ciencia ficción, religiones nuevas, vehículos aéreos, drogas a patadas y realidad virtual. Sí. No falta absolutamente nada, y por supuesto, cumple al 101% el lema low life, high tech, que definiò el género en los 80.

Por ponerle una pega, y tocar las narices, podría decir que la música es muy floja, pero en resumen, la fotografía y la producción son impresionantes. Desgraciadamente aquí acaba lo bueno: no solo han manoseado la historia sin contemplaciones, sino que han transformado un antihéroe difícil de digerir en un personaje éticamente aceptable. Kovacs era un hijo de la gran puta sin escrúpulos, que aunque seguía siendo humano, no era del gusto de cualquiera. En el libro no es fácil empatizar con él, pero se le respeta. En la serie no es así, no deja de ser un guaperas malote lleno de lugares comunes. En la historia original es un personaje que esta solo y sin familia, sin amigos ni aliados y su relación con la chica policía está entre una reacción hormonal y algo más sutil y confuso. Esta es la gran diferencia, y no es baladí. La trama de los “envoys” en el libro no se utiliza para contaminar la historia y además es bien diferente. Ni se enamora de Quell, ni tiene una hermana, ni el entrenamiento de Kovacs es como se narra. Todo lo que aporta el guión son clichés, uno tras otro y en el orden “adecuado” para el espectador medio.

carbono-alterado-5

Ni siquiera el Hotel se llama “The raven“; sino Hendrix, y es mucho más frío y cabrón, aunque debo reconocer que es una de las aportaciones que más me gustó de las que hace el guión respecto a la novela. Es uno de los “nuevos personajes” que más me sorprendió ¡y no es humano! :-)

En suma, la serie, que a pesar de todo se deja ver, es entretenida, espectacular y una de las mejores series que se ha hecho del género ha edulcorado el mensaje radical y oscuro de la novela. por uno donde el personaje, va encadenando un cliché tras otro.

No sé que hacéis que no estáis viéndola en este mismo momento, y por supuesto, reservando un hueco para leer la novela original, que a mi juicio, es mucho mejor.

Ciencia FiccionReseñas

Star trek Discovery

27 noviembre 2017 — 12

star-trek-discovery-cast-1021452.jpg

No soy trekkie. Quizás esta declaración sea la única posible antes de de empezar a escribir un artículo sobre Star trek Discovery. Esto ya pondrá en guardia a los fieles seguidores de la serie: los temidos trekkies, una masa compacta de amantes de la serie decana de la ciencia ficción. Vamos allá, espero que después de este artículo, los que siempre habéis tenido a Startrek como una cosa rara de frikis, sepáis que al margen de los trekkies, la mayoría de sus series son para casi cualquier público y una estupenda manera de iniciarse en la ciencia ficción.

Recientemente se ha estrenado una nueva serie de Star trek. Se llama “Star trek Discovery” y  llega a nosotros después de doce largos años de sequía televisiva. Aunque Star Trek tiene la friolera de TRECE películas, para mí siempre estará ligado a las series de televisión. Antes de hablar de Star Trek Discovery, voy a a hacer un breve repaso a todas las series de la franquicia -odio ese término- para que sepáis de qué estoy hablando y de paso, que conozcáis un poco mas este peculiar universo.

STAR TREK: The Original Series (1966–69)

star trek tos

También conocida como Star Trek TOS. Trata de la exploración del espacio por parte de una nave, la USS Enterprise, de la Federación de planetas unidos, capitaneada por el comandante Kirk. Para su época se puede considerar una serie casi hasta transgresora, ya que era abiertamente antirracista y feminista, además de apostar veladamente por una sociedad neocomunista y pacifista. Entre otros, tiene el mérito del primer beso interracial de la historia de la televisión de EEUU. Ahí es nada, en plenos años sesenta. Si la vemos con ojos de hoy parecerá de cartón piedra, pero en su día fue una revolución, ya que se tomaba en serio la ciencia ficción para hablar de dilemas éticos y plantearse de verdad como serían otras sociedades y otras culturas, al contrario que lo que hacían otras ficciones anteriores, como Flash Gordon (1955), que sólo empleaban la ciencia ficción como vehículo para la acción y la diversión, a modo de “space opera“.

que señora más linda :)

También hay que decir que para el fan actual, TOS está lleno de mujeres hermosas y sugerentes, cosa que puede chocar bastante. Pero es que antes, el reclamo de la sexualidad exótica de las alienígenas y la libertad implícita a culturas desconocidas siempre fue un gancho en al ciencia ficción clásica. Tanto es así que existen hasta webs donde enumeran a las mejores chicas de Star Trek. He incluido la número uno de la lista, para ilustrar mejor el artículo, y por que da gloriar ver a la muchacha, la verdad.

STAR TREK: The Next Generation (1987–94)

También conocida como Star Trek TNG. Más moderna y cercana a la ciencia ficción actual, también plantó interesantes dilemas éticos en muchos de sus capítulos y sobre todo, acercó a varias generaciones a los conceptos de inteligencia artificial, realidad virtual y otros temas en lo que hace un par de décadas era simple ciencia ficción y hoy día es actualidad, actuando de catalizador para muchas cuestiones, dándoles visibilidad y verosimilitud. Aquí nos presenta por primera vez a la que quizás sea mi raza de enemigos favorita en el universo Startrek: los Borg. Los personajes protagonistas, variados, con un casting bastante bueno.

Los dos personajes más emblemáticos quizás sean el capitán Picard (el calvo de la foto) y Data (el tipo con cara amarilla), el androide inteligente que forma parte de la tripulación. Los más cargantes, el insufrible adolescente sabelotodo Wesley, y el segundo al mando (el tipo de barba y con cara de creerse un fucker). Para no perder costumbre, también hay personajes femeninos con curvas, en este caso la consejera Deanna Troi que pobló mi adolescencia con fantasías muy poco científicas.

STAR TREK Deep Space Nine (1993–99)

star trek ds9

También conocida por Startrek DS9. Trata sobre la vida a bordo de una estación espacial, y de la relación local con las especies alienígenas en conflicto. Muestra los excesos estéticos de los años 90. Para mi gusto, la peor de todas las series y un intento de competir con Babylon-5 (otra serie de ciencia ficción de la época), que sin embargo es bastante más interesante que DS9, pese a lo acartonado de su ambientación y lo irritante de sus personajes. Otro día hablaré de Babylon-5, porque también tiene un gran filón de conversación.

Lo peor de DS9, para mi es el casting que tiene, donde no se salva prácticamente nadie. Además de repetir la fórmula de TNG, con chica guapa y adolescente coñazo, el resto del reparto resulta sencillamente odioso. Quizás el look discotequero con pendientes de los Bajorianos no ayuda en absoluto a construir un ambiente algo mas sutil e inspirado como el de Star Trek TNG, consiguiendo que se parezca mucho más al bazar del mercado Marciano de “Desafío total”, sí, hablo de la famosa película de Schwarzenegger donde aparece una mutante con tres pechos.

Debo confesar que es la única de las series de Star Trek de las cuales no he terminado ni siquiera una temporada entera. Por favor, que alguien me deje un comentario y me diga que estoy equivocado y me sugiera ver alguna temporada en concreto, porque la primera y la segunda son espantosas…

STAR TREK Voyager (1995–2001)

STAR TREK Voyager

Nos pone en la piel de la capitana Janeway (sí, una mujer), a bordo del USS Voyager, perdido en el cuadrante Delta (algo así como un sector de universo a millones de años luz del sistema estelar cercano más conocido), rodeada de peligros y nuevos mundos por explorar. Una de mis favoritas, entre otras razones, porque están solos y se enfrentan continuamente a lo desconocido, dejando de lado la “comodidad” de la federación y de tenerlo todo controlado, como ocurre en TNG o DS9. Excepto el personaje inclasificable que debería haber muerto por descompresión en el espacio en el primer capítulo, el resto del casting está bastante bien.

Cambian un poco el paradigma del estilo de relaciones entre los personajes respecto a las anteriores series, y los personajes están mucho mas trabajados, amén de que ya no hay tantas mujeres florero y en cualquier caso, sus papeles son mucho mas fuertes e interesantes. El más peculiar es el personaje del doctor virtual (un holograma), dando muchísimo juego en la historia, junto con el tripulante borg que de paso, cumple la función de chica con curvas.

Precuelas a la serie original de 1966:

STAR TREK Enterprise (2001–05)

STAR TREK Enterprise

Startrek Enterprise es un intento de revivir desde cero, remontándose a la USS Enterprise original, la primera nave humana que comenzó a explorar el espacio, antes incluso de que existiera “La federación”. La idea surge después de la película que narra el primer contacto de la humanidad con una raza alienígena (Los vulcanos), en la película Star Trek: First Contact, una de mis películas favoritas del universo Star Trek, por cierto.

Una apuesta arriesgada, tanto estéticamente como a nivel de argumento, ya que con poco presupuesto intenta recrear una época de aventura donde los humanos todavía son unos mindundis en el universo. Muy al contrario de lo que ocurre en otras series de Star Trek, donde la todopoderosa Federación es quién parte la pana en la galaxia (con el permiso de los Borg, Romulanos y alguno que otro). Es otra de mis favoritas, sobre todo por el entusiasmo que desbordan los personajes, y la que tiene para mi quizás el mejor casting de toda las series. Se reengancha con la mejor de las tradiciones de Star Trek e incluye algunos romances y chicas exóticas en los capítulos, amén de la relación entre los protagonistas, que incluye por primera vez a una Vulcana, bastante poco discreta en sus atuendos como se puede ver en la fotografía que adjunto más arriba. Un sastre terrible, siempre escaso de tela… pobrecilla.

Star trek Discovery (2017–)

Y llegamos por fin al epicentro del artículo: la nueva serie del universo trekkie: Star trek Discovery.

star trek discovery background

Apenas llevan nueve capítulos y ya se ha ganado el odio de una gran mayoría de Trekkies y la aprobación de fans del género que no son tan sibaritas, entre los cuales me incluyo. Desarrolla una trama supuestamente anterior a Star Trek TOS y posterior a Star Trek Enterprise, aunque por supuesto las naves y lo espectacular de la recreación de la tecnología en general la hace la más moderna de todas. No en vano han pasado 12 años desde que se filmara el último capítulo de Star Trek Enterprise y 48 años desde que se hiciera el último capítulo de Star Trek TOS.

Nos presenta a una federación en guerra con los Klingon, y a un capitán atormentado, obsesionado con ganar la guerra al precio que sea. Sigo prefiriendo otras series de Startrek, pero después de 12 años de sequía, un vaso de agua templada como el de Star Trek Discovery sienta de maravilla, y más con el regusto oscuro y chungo que tiene la serie.

Sus personajes están trabajados y son la antítesis de cualquier otro casting del resto de series de la franquicia: Un psicópata, una traidora individualista y obsesiva, un cobarde genético, un gay pirado y maniático, una ingeniera rellenita con granos y problemas de sociabilidad y un hombre que ha sido abusado sexualmente por una hembra de otra raza y que tiene un síndrome de estrés postraumático severo a causa de ello. Esto no lo verás en ninguna otra serie de Star Trek, porque se nota que han pasado casi quince años en la televisión… y la ciencia ficción, como siempre, refleja nuestra realidad extrapolándola unos siglos en el futuro.

Acaban de confirmar que renuevan Star Trek Discovery para una segunda temporada y yo me alegro. Ya estoy deseando ver la segunda parte de la 1º temporada, que no empieza hasta Enero. Deseando saber más del capitán Lorca y del destino que les depara.

Ciencia FiccionReseñas

Cube: una de las mejores películas de ciencia ficción que he visto en mi vida.

4 noviembre 2017 — 5

cube-1997-960x540.jpg

Quizás con la frase del título  podría cerrar el artículo. Cualquier cosa que diga después de esto, estropeará la realidad que percibas cuando la veas. No se trata de crear expectativas irreales, pues cada uno verá en Cube una película diferente: habrá quien vea una película de terror, otros, un thriller intenso y asfixiante, los más, una obra genial realizada con muy poco presupuesto y algunos pocos un juego diabólico de ingenio y maldad reconcentrados. Los menos, verán una obra de ciencia ficción que abre muchas más cuestiones a cada minuto que pasa, sin cerrar apenas ninguna incógnita y que engancha precisamente por ello. Es una película que empieza de verdad cuando termina, y eso, a mí, que me encantan los giros, el final de Cube me fascinó.

cube

Antes de que sigas leyendo de aviso: me gustan los clásicos. Además no es un clásico cualquiera, la crítica está muy polarizada, algunos dicen que está sobrevalorada y otros (como yo) que es una obra maestra del género. Aquí tienes los enlaces a IMDB y Wikipedia por si eres un poco vago para buscarlos. También hay que decir que ganó el festival de Sitges de 1998 en categorías de mejor película y mejor guión, aunque yo le he hubiera dado alguno mas. Por supuesto, es una gran influencia tanto en mi novela “11,4 sueños luz” como en alguno de mis relatos más oscuros de mi recopilatorio de “Histerias ficticias“.

Cube, dirigida por Vincenzo Natali en 1997 está visualmente desfasada y algunos de sus diálogos sonarán hoy un poco ucrónicos, no en vano han pasado veinte años. No obstante, algunas de las frases de su guión siguen siendo más que actuales hoy día, como este que reproduzco en versión original:

Quentin: For Christ’s sake, Worth, what do you live for? Do you have a wife, or a girlfriend, or something?
Worth: Nope. I’ve gotta pretty fine collection of pornography.

¿Toda una declaración de intenciones, no crees?

cube

Visualmente no es una maravilla. Sus actores no son excepcionales. El guión es bastante escaso. Sin embargo, es una película original, intensa, con una atmósfera única y un ritmo endiablado. Está llena de misterios y es imposible respirar una sola vez en los 90 minutos que dura y por supuesto, es algo nuevo. No has visto ni leído nada igual (al menos yo).

Decía que es ciencia ficción por que la película podría ser perfectamente uno de tantísimos cuentos cortos que tanto se escriben en el género, excepto con una salvedad: que ningún relato podría contarlo como lo cuenta Natali en “Cube”. Su dirección es también algo muy particular.

cube - animacion

En Cube están algunos de mis temas recurrentes: el thriller psicológico, la maldad, los misterios sin explicación, el miedo a lo desconocido, la manipulación sutil a través de la psicología de personaje y la muerte. Cube aporta escenas más propias de una película de terror,  junto con algunos detalles de personaje muy trabajados. Pero sobre todo, algo que me encanta como lector: tensión. Hay pocas películas que generen una atmósfera tan enrarecida como Cube.

El argumento es sencillo: un grupo de desconocidos despiertan en una habitación muy peculiar, con forma de cubo y totalmente simétrica (las cuatro paredes, el techo y el suelo son idénticas) y en todas ellas hay una trampilla que la conduce a otra habitación, idéntica pero otro color. Ninguno de los personajes se conocen ni tampoco recuerdan como han llegado hasta ahí. A partir de esa premisa, sucede todo lo demás.

Ahora que se han puesto de moda las “escape rooms” esta película vuelve a mi mente cada vez que sale el tema. Por supuesto no tiene mucho que ver, por que el misterio, como os podéis imaginar, está aderezado con la amenaza de una muerte, muy, muy imaginativa. Si sois muy aprensivos no la veáis, igual os cuesta dormir un poco esa noche.

tortugas ninja y power ranger
¿Pero qué mierda…?

Cube, la original, tuvo la desgracia de intentar continuarse con dos secuelas, a cual peor: Cube 2 y Cube zero. No voy a hablar de ellas por que sería como comparar Startrek con los Power Rangers: su única cosa en común es que hay tecnología y tipos con trajes de colores, nada más. Es como la imagen de arriba. ¡Estás avisado!

CiberpunkReseñas

Reseña de Blade Runner 2049

7 octubre 2017 — 14

blade-runner-2049-banner-960x598.jpg

Hoy era el gran día, el estreno de Blade Runner 2049, la secuela, la continuación. Y lo resumiré de manera sencilla: el ciberpunk ha vuelto.

No voy a hacer una reseña al uso, ni por supuesto, voy a desvelar ningún spoiler. Solo os daré algunas impresiones totalmente subjetivas, charla de bar de alguien que ha sentido una envidia insana de que no sean mis historias las que hayan sido llevadas al cine con tanto talento.

Lo primero que debo decir de Blade Runner 2049, es que estamos hablando de una película que la mayoría de la gente considerará “lenta”. No por que dure casi tres horas, no, es por que tiene un ritmo pausado, denso y plagado de planos con muchos detalles. Construye al personaje, preparara la trama, para luego doblarla y jugar con nosotros. Como pasa con mi novela, mucha gente dirá que es lenta. Bueno, es normal, no es una película de acción (aunque algunas escenas tiene, pero muy breves). Esta es una película que se paladea, no se engulle. Necesitarás dejar que se derrita en tus sentidos para disfrutarla.

La banda sonora y los efectos son espectaculares, pero la fotografía… amigos, la fotografía está a otra escala. Es sencillamente magistral, para mi, lo mejor de la película. Soy escritor y fotógrafo, pero no encuentro palabras, solo por la  ambientación me quedaría a vivir pasmado en el cine donde la vi, y mira que las butacas eran incómodas.

Blade Runner 2049 putillas

Pasemos a lo importante. La historia. Vi la película al lado de un amigo que ha leído mi primera novela,  “11,4 sueños luz” y me decía: “tío, tiene un montón de cosas de tu libro” y yo le decía con una lagrimita de rabia envidiosa: sí, es ciberpunk. Porque Blade Runner 2049 contiene elementos de “11,4 sueños luz” como el sexo virtual, la prostitución, la inteligencia artificial, los ejércitos privados, los implantes neurales, los asesinatos brutales, corporaciones malvadas, tráfico de esclavos y código desbocado. Pero también contiene imágenes impactantes que parecen sacadas de Carbono Alterado, Neuromante, Akira, Matrix o Ghost in the shell.

Blade Runner 2049 Replicante

Blade Runner 2049 no es una película de acción ni se limita a copiar a su predecesora. No, Blade Runner, al igual que las grandes obras clásicas del ciberpunk se hace una pregunta ¿qué significa ser humano?, y nos lleva de la mano a un mundo oscuro y poblado por criaturas estremecedoras. La respuesta, no os va a gustar, por que es difícil de digerir. Más que un thriller negro distópico, como lo fue la primera parte, en Blade Runner 2049 asistimos a un drama en tres actos. Un drama ciberpunk, porque todos lo son, pero gracias a su fotografía, resulta especialmente eléctrico.

Blade Runner 2049 Novia Virtual

No falta nada en Blade Runner 2049: amor, sexo y sobre todo, emociones. Emociones creadas, diseñadas y de alguna manera, impuestas. Me da rabia decirlo, pero aunque yo utilizo los mismos recursos en mis novelas, verlo en pantalla sabe mucho mejor. Da mucha envidia, pero reconozco que esta parte es la que más me ha gustado, me parece increíble la relación que tiene el protagonista con su chica virtual, y por supuesto el final y el significado de esta escena que ilustra el párrafo. Estremecedor, te deja sin aliento cuando al final de la película, encajas las piezas y sientes todo el peso de la historia sobre ti.

Blade Runner 2049 Malo

No todo es maravilloso. No. La película tiene en mi opinión algunos fallos clamorosos, como unos personajes malvados, terriblemente malos, que caen en el cliché y en la sobre actuación, como el personaje interpretado por Jared Leto, en el fotograma de arriba. Muy cargante y un personaje prescindible. Su mano derecha era mas digerible, aunque por momentos parecía una copia mala de robocop, menos mal que su importancia es relativa y colabora en la historia.

Es una película de ambiente con una historia relativamente inconexa que no tiene demasiado donde sustentarse. El trabajo del protagonista no deja de ser una excusa para comenzar a contar la historia y todo lo que hay relacionado con esa parte del relato (la policía y el control de replicantes), no se sostiene. Hay muchas lagunas, y en general, a mí me falta contexto. Para durar tres horas y decir esto, es que algo no anda bien del todo, pero se suple -con creces- con una increíble fotografía y una actuación muy sólida del protagonista, su novia virtual y algunos secundarios. Harrison Ford hace de Harrison Ford, como se esperaba de él. Podría hablar de algunos problemas que he visto, pero tendría que incluir spoilers, y además… igual lo que yo creo que son errores, para ti son virtudes.

En suma, es una película complicada, una pequeña obra de arte que se le atragantará a muchos. Imagino los titulares de algunas críticas: “Pestiño de tres horas con insufribles planos lentos y supuestos dramas emocionales retorcidos”. Puede que sea así, pero un escritor retorcido y lleno de dramas emocionales como yo, la ha disfrutado como un niño.

Sin duda, para mi una de las mejores películas de ciencia ficción de los últimos lustros.

Inmortalidad y libertad absoluta, sin límite alguno.
480 páginas. Disponible en papel y eBook

Ciencia FiccionReseñas

Antes del ciberpunk, después de los robots. Asimov: Yo Robot

27 junio 2017 — 2

asimov-ciberpunk-yo-robot.jpg

#1. Un robot no puede hacer daño a un ser humano o, por su inacción, permitir que un ser humano sufra daño.

#2. Un robot debe obedecer las órdenes dadas por los seres humanos, excepto si estas órdenes entran en conflicto con la Primera Ley.

#3. Un robot debe proteger la existencia en su misma medida para no autodestruirse en la medida en que esta protección no entre en conflicto con la Primera o la Segunda Ley.

Manual de Robótica
      56. Edición, año 2058

El Dr. Asimov siempre me había parecido alguien demasiado realista y por qué no decirlo, aburrido para acercarme a sus libros. Criado en el ciberpunk ochentero ultraviolento y contundente no veía nada atractivo a priori en su obra. Prejuicios estúpidos en los que cualquiera puede caer, por abierto de mente que uno pueda ser. Ignoraba toda esa ciencia ficción hard y pasada de moda, obsoleta, de la que supuestamente nada nos pudiera sorprender o impresionar, a una generación como la mía. Supongo que la estupidez humana arraiga en nuestros propios programas predeterminados como un limite absurdo.

No fui yo quien decidió leer al gran Asimov, el libro me eligió a mi. Han pasado bastantes años desde que un día un amigo que estaba haciendo limpieza de libros antiguos, que habrían sido de su padre, me regalo unos cuantos ejemplares, entre ellos la Fundación y la obra que nos ocupa: Yo, robot.

yo robot

En el mejor de los casos hubieran terminado revendidos de mala manera por algún comerciante, en algún mercadillo dominguero de segunda mano. En el peor, podridos al fondo de algún contenedor.
Visitando lo que era mi antigua habitación eche un ojo a algunos libros olvidados que nunca leí, y casualmente haciendo tiempo empezé a leer “Yo, Robot”.
Mi sorpresa fue el estilo ameno, rápido y con ritmo de Asimov, unos diálogos endiablados que daban toda la información para que la trama avanzara y se desarrollara. El libro tenía un gancho que ya quisieran para si muchos best sellers actuales sean de sci-fi o no.

Todo empieza con una entrevista a una de las figuras mas importantes de la U.S Robots, la célebre robopsicóloga Susan Calvin. La fría y analítica doctora, como si de un cyborg se tratara recuerda a muchos clichés encarnados a posterior por otros personajes, la mayor Kusanagi de Ghost in the Shell o sin ir más lejos el personaje interpretado por Charlize Theron al mando de la expedición en Prometheus.

El primer informe del cual la Dra. Calvin nos pone al corriente sucede en el lejano futuro pasado de 1996, nos cuenta que los primeros robots comercializados eran para servicio domestico, en especial baby siters, puede parecer que el autor no empiece fuerte pero os aseguro que el relato tiene su interés, intriga y suspense a partes iguales aparte de contar el principio de la historia robótica de la humanidad. Los relatos pueden leerse de forma independiente sin ningún problema, de hecho, así fueron publicados muchos de ellos, pero es en su cohesión total donde el sentido de la historia dibuja la evolución de ese mundo.

Las tres leyes robóticas del autor son la base de todo el libro. El autor sienta unas bases con sus tres férreas leyes que servirán para que cualquier acción, accidente, paradoja, dilema, confrontación de visiones u opiniones entre personajes, conflictos o juicio analítico y moral que tenga lugar en ese mundo pueda resolverse o descubrir el misterio a partir de la lógica de sus reglas. El conjunto de historias que contiene el libro nos lleva del dilema ético al espionaje corporativo, de las estrategias políticas a la fundación de una nueva religión atea con los propios creadores, los humanos, del amor artificial de un robot al análisis histórico, de la paradoja que para salvar a otro hay que conservar la propia existencia, sin embargo la inacción acabara con salvador y salvado, la acción acabara con ambos y demás pruebas y experimentos para entender el comportamiento tanto humano como por reflejo, el robótico.

Ley, orden, ética , moral, deber, responsabilidad e incluso el amor. Como si de los clásicos griegos se tratara, todo tiene cabida en el libro, a fin de cuentas habla de nosotros, la humanidad.

Hay que tener en cuenta que el primero de estos relatos fue escrito en 1940 y el último, que fue cuando se publico en España por primera vez, en 1950. A pesar de esto los temas que plantea siguen siendo los mismos que a día de hoy nos parecen interesantes, originales, de actualidad o visionarios. Temas que hemos visto después en multitud de obras, desde Blade Runner pasando por el ciberpunk japonés a Matrix.

Los personajes protagonistas de la variedad de incidentes son los robots dv-5 llamado cariñosamente Dave, rb-34, Herbie, qt-1 alias Cutie, spd-13 apodado Speddy y ns-2, Nestor, muchas veces eso percances son un mal menor por un bien mayor para la humanidad, otras, simplemente diferencias de interpretación de una orden o paradojas de las mismas leyes robóticas. Los mismos robots no están exentos de un tipo de histeria derivada por incongruencias de sus programas ante ciertas situaciones contradictorias o manías religiosas cuando se preguntan por su origen.

El equipo profesional formado por Michael Donovan y Greg Powel son los que tendrán que lidiar con la mayoría de incidentes y situaciones rocambolescas, como si de una condena eterna se tratara cuando solucionan el percance en una mina de silicio ya son enviados a su próxima misión en alguna colonia o estación espacial. Personajes importantes y con fuerte personalidad que deberían tener un panteón en la historia de la U.S Robots & Mechanical Mens Inc. ya que son los pobres diablos que se comen todos los marrones. Tanto Donovan como Powel son experimentados pilotos y expertos físicos además de hombres con multitud de recursos para enfrentarse a las mas dispares aventuras. La curiosa descripción física de Donovan me recordó a cierta estética ochentera ciberpunk, una cabellera pelirroja encrespada, ¿precursor de la estética de otros futuros distópicos?

Cualquier aficionado a la ciencia ficción debería leer alguna vez a Asimov, una buena manera de entrar en su mundo es Yo, Robot.

Uno de los personajes mas interesantes y realmente importantes que solo sale en los dos últimos relatos es Stephen Byerley abogado de renombre y futuro político, además de ser un buen orador para acompañar a la Dra. Calvin en sus reveladoras reflexiones. Su historia juega mucho con la ambigüedad de su naturaleza, no voy a desvelar nada, creo que una reseña no debe ser un resumen de lo que sucede en un libro o novela pero si compartir la experiencia y lo que nos ha emocionado. Cualquier aficionado a la ciencia ficción debería leer alguna vez a Asimov, una buena manera de entrar en su mundo es Yo, Robot. Hay mas personajes, pero estos son de lejos los mas importantes. El entrevistador que recoge el testigo de todos estos informes por boca de Susan Calvin no deja de ser el lector, pues el entrevistador carece de nombre, ningún dato, en realidad el vehículo para tomar un punto de vista en la historia, solo sabemos su edad 32 años. Una técnica para que el lector se sumerja aun mas en la historia.

El mundo ha dejado de estar organizado por países o continentes, actualmente se distribuye por regiones: la Región Oriental de la cual la capital es Shanghai, la Región Tropical con Capital City como epicentro, la Región Europea con Ginebra como sede y la Región del Norte con Ottawa como capital. Todas estas regiones ya no están formadas por la cercanía geográfica o cultural sino por las funciones. La. Tierra es lo mas parecido a un país con New York como capital mundial. Por lo que nos cuentan, la pobreza y la guerra ha sido erradicada por completo, la economía terrestre permanece siempre estable y las colonias y minas de otros planetas van viento en popa. Los robots no son usados en la tierra desde el año 2007 y fueron desterrados a usos espaciales y de investigación debido a la fuerte oposición social. Si alguien recuerda los cortos de animación Animatrix que complementaban el mundo de las películas en dos de los cortos, Segundo Renacimiento parte uno y dos, se explica el comienzo de las máquinas, las similitudes y sus debates filosóficos recuerdan mucho a los propuestos por Asimov obviando las tres leyes.

Ojo al dato, ni Tokyo ni Seul ni siquiera la ex-colonia británica Hong Kong, Shanghai como capital de la Región Oriental, en 1950. El bioquímico tenia una visión del mundo clara y realmente premonitoria. Algunas cosas como el silicio pronto serán sustituidas pero hasta ahora el silicio es uno de los principales componentes en nuestras tecnologías así que es lógico que se pensara que este componente seria uno de los más importantes para la fabricación de robots y otras tecnologías.

Quizás hay que matar a nuestros padres, pero la mejor forma de matarlos, es conociéndolos antes.

El libro empieza con una niñera y acaba con una calculadora de circuitos calculadores omniscientes (que no deja de ser un robot) controlando el equilibrio económico mundial, un Deus Ex Machina en las propias palabras de la Dra. Susan Calvin. Han pasado ya 67 años del retro futuro del Dr. Asimov, pero su ritmo ágil y adictivo, el suspense y el misterio que logra, sus lucidos e interesantes diálogos, la emoción que nos hace vivir esas aventuras que viven los personajes de ese nuevo mundo, hacen de esta obra un must en cualquier biblioteca de sci fi que se precie, se reniegue de lo que llamamos ciencia ficción dura o no. Quizás hay que matar a nuestros padres, pero la mejor forma de matarlos, es conociéndolos antes.

Educarse a uno mismo es, lo creo firmemente, la única educación que hay.

Isaac Asimov


Artículo escrito por Jonny Cherokke, autor invitado.

Johnny Cherokke
Johnny Cherokke

Lector compulsivo y escritor radical, adicto al ciberpunk y todos sus derivados. Amante del cine negro y sobretodo del cine negro asiático. Enamorado de la literatura en general.


He dado paso a una nueva generación, que primero conoció el ciberpunk, y más tarde, por sorpresa, la ciencia ficción de la época dorada. Este artículo habla de uno de sus máximos exponentes: Isaac Asimov. Es fascinante ver como las comparaciones siguen un orden inverso, y como la doctora Calvin “se parece” a algunos personajes creados setenta años después. Nos separan generaciones, pero nos une la misma pasión por imaginar un futuro.

Espero que Johnny comparta con nosotros más a menudo su visión de la ciencia ficción y que esta no sea su primera colaboración.

Ciencia FiccionReseñas

Philip K. Dick’s Electric Dreams – Nueva serie de ciencia ficción

4 junio 2017 — 1

phillip-k-dick.jpg

¡Estamos de enhorabuena!, parece que el éxito rotundo de series de como Black mirror han logrado que el formato cale en el cerebro de los productores y en la industria. ‘Philip K. Dick’s Electric Dreams‘ es una nueva serie de ciencia ficción que va a utilizar algunos de los cientos de cuentos cortos que el bueno de Phillip K. Dick nos dejó en herencia cultural a sus miles de fans, entre los que por supuesto me incluyo. Para los que no lo sepan, muchas de las grandes películas de los 80, 90 y del nuevo milenio están inspiradas en cuentos de Dick. Y no, no hablo de Matrix.

Reseñas

A vuestros cuerpos dispersos. Reseña

14 mayo 2017 — 4

riverworld-960x514.jpg

Llevo una sequía de lecturas de ciencia ficción importante, hace al menos cuatro meses que no leo algo que me interese del género, no encuentro una lectura que me guste, y he “picoteado” de varios títulos, pero los he abandonado a las pocas decenas de páginas, así que para no olvidar mi pasión por ciencia ficción y seguir dándole de comer al blog un poco del material que necesita, voy a tirar del último clásico que leí, hará cosa de cuatro o cinco meses: A vuestros cuerpos dispersos, de Philip José Farmer, escritor estadounidense de ciencia ficción, que es el primer volumen de la conocida serie Mundo del Río. Este señor, con cuatro premios Hugo y otras muchas nominaciones a decenas de premios, tiene publicadas mas de treinta novelas, y más de sesenta cuentos. Es uno de los grandes autores de género y quizás no es tan conocido en España como Asimov, Clarke o Phillip K. Dick, ya que está alejado de lo hard y se sitúa entre los límites de la fantasía y la ciencia ficción.

a vuestros cuerpos dispersos

Hace ya veinte años, intenté leer el segundo libro de la serie El fabuloso barco fluvial  (por que no tenía el primero), pero esta vez hice las cosas bien y ataqué el primer volumen de la saga: A vuestros cuerpos dispersos. Lo cierto es que el comienzo está muy lejos de lo que uno espera de un clásico, y nos acerca a una trama muy diferente de cualquier otra cosa que hayamos leído, muy de ciencia ficción puñetera y fascinante, de esa que te agarra de las orejas y te hace seguir leyendo: El libro comienza con la muerte de un señor del siglo XIX que de pronto se despierta suspendido en un almacén gigantesco de cuerpos, en suspensión, como si fuera un jamón en un gigantesco secadero. La historia narra el “renacer” por así decir, del personaje en un mundo fantástico, poblado por seres humanos de diferentes épocas de la humanidad. Existe un rio navegable, ancho y tranquilo, que permite al personaje construirse un barco y recorrerlo en busca de respuestas. Esto da pie a cuatro libros y pico, imagínense. Al mas puro estilo “Pórtico”, aventuras con un sinfín de imaginación, acertijos y artefactos con misterios a los que poco a poco los personajes van dando forma. Al leerlo, uno se pregunta que pasó con ese tipo de ciencia ficción, que pasó con los libros que se conformaban con maravillar al lector y hacerle pasar un buen rato, que no pretendían ser otra cosa más que un buen libro de ciencia ficción.

Philip Jose Farmer
El bueno de Philip Jose Farmer con ojos de Alien. No pregunten, yo no lo retoqué así, Google sabrá….

Farmer es un autor interesante, A vuestros cuerpos dispersos se publicó en el 71, y tiene lo mejor del sabor de la ciencia ficción clásica, de la literatura rápida y sin perifollos de los norteamericanos. Sus personajes tienen un par de facetas más profundidad que los de los autores “Hard” contemporáneos como Clarke o Asimov, y una imaginación bastante menos limitada a conservar el aspecto “hard” de la ciencia ficción. Si te gusta Silverberg o Pohl, como a mí, disfrutarás enormemente de esta novela, llena de sorpresas, y posibilidades fantásticas.

Además de la saga de “Mundo rio” el autor escribió otras obras, yo he leído ademas “Los amantes” una novela escrita en los años 60 que hoy sería tildada de machista, misógina y quien sabe cuantas cosas más, pero que resulta bastante entretenida. Hay que entender que el mundo hace cincuenta años era bastante diferente. Por lo mismo podrían hoy lapidar al buen doctor (Asimov) ya que en sus libros, como en los de Farmer, la mujer suele ser poco más que un elemento decorativo, lo cual, independientemente del tema feminista, limita mucho las posibilidades de la historia.

CiberpunkCiencia FiccionReseñas

Los 10 mejores cortos de ciencia ficción y ciberpunk

21 abril 2017 — 3

cortos-de-ciencia-ficcion-sight-960x509.jpg

Estoy colaborando en un corto ciberpunk y aunque siempre me han gustado los cortos de ciencia ficción nunca me he fijado en demasiado detalle en ellos. Soy más bien de historias extensas, me pasa lo mismo que con la literatura. Así que me he puesto las pilas este fin de semana y he hecho un pequeño visionado de lo que he ido encontrando por la red, que como os podéis imaginar, es infinito.

Imagino que muchos directores (o aspirantes a ello) buscan promocionar sus habilidades con las técnicas de infografía y edición de vídeo para seducir a posibles productores. Lo cierto es que hay una cantidad de talentos ahí fuera increíble, muchos cortos tienen una calidad técnica fabulosa. Pero… ¿que pasa con la historia?, esto ya es bastante más difícil de encontrar, y por supuesto, conjugar una buena calidad cinematográfica y una historia que enganche, es aún mas raro. Sin embargo, he encontrado algunas joyas que me gustaría compartir con vosotros, y sobre todo, un llamamiento a que compartáis en los comentarios, otros cortos de ciencia ficción que hayáis visto y que os hayan gustado, a ver si podemos hacer crecer la lista entre todos.

Si tuviera que dar algunos consejos sobre la credibilidad de una historia para un corto de ciencia ficción, remarcaría estos puntos:

  • Si nada más aparecer aparece una chica muy guapa y está muy muy buena, cualquier fan empezará a escamarse y mirar la historia con lupa.
  • Si la actriz además va con poca ropa y con la piel húmeda, encontrarás otro tipo de público al que probablemente no le interesa la ciencia ficción.
  • Si muestras naves llenas de armas, robots gigantes con con ametralladoras y/o aliens armados hasta los dientes, el público supondrá que no va a acertar al héroe que huye delante suyo. Esto resta 100 puntos de credibilidad al verdadero fan de la ciencia ficción.
  • Si hay más minutos de pelea, tiros y persecuciones, la ciencia ficción es una excusa para mostrar tus conocimientos de CGI.
  • Si hay muchos planos largos de galaxias, naves estelares y paisajes de fantasía con voz en off y música de vangelis, asumimos que la historia va a ser un bluff. Estamos hablando de cortometrajes, no de películas “normales”.

Siempre hay excepciones a estos puntos, pero si miras algunas buenas películas del género como “10 Cloverfield lane”, “Distrito 9”, o “Chappie” verás que aunque parece que pueden llegar a caer en uno de esos puntos, no lo hacen ;) En mis recomendaciones he procurado esquivar aquellos cortos que cumplen con al menos dos de las reglas anteriores.

Vamos allá con mi…

Selección de cortos de ciencia ficción y ciberpunk

Sight

Este corto debería ser parte de la familia de blackmirror. De hecho, mejor que alguno de los capítulos de la tercera temporada y tan solo 7 minutos. Una pedazo de historia de ciencia ficción próxima sobre los peligros de las redes sociales y quien controla la tecnología. Estupendos actores.

Plurality

Podría ser una gran película de ciencia ficción. Tiene todos los componentes: excelentes actores, producción inmejorable y una idea innovadora y con muchas posibilidades. Un corto de 2012 muy bueno. Una vuelta de tuerca a los viajes en el tiempo.

Alive In Jorburg

Alive in Jorburg es uno de los cortos de ciencia ficción que llegó a más. Con con “look” de documental, fue lo que luego se convertiría en el peliculón “Distrito 9” de Neill Blomkamp, una de mis películas favoritas de ciencia ficción de todos los tiempos. Oh dios, debería escribir una entrada en el blog sobre esta película (me lo apunto)

BLINKY

Una visión muy ácida del futuro, la familia y los robots. Con varios matices de calidad, además de una producción al más alto nivel.

Proto

En una linea opuesta al anterior y con un protagonista parecido, una historia que hemos visto más veces, pero no por ello deja de ser una preciosa historia y muy muy bien realizada. Ideal para introducir en la buena ficción a los niños, por ejemplo.

Portal: no escape

Sólo apto para fans de ciencia ficción que además sean jugones, pues reconocerán en Portal uno de los juegos más especiales que se han hecho del género, de la mano de Valve, hermano de mi juego favorito: Half Life. El corto, excelentemente producido, deja muy buen sabor de boca.

Human Barcode

Con una producción muy justita, nos encontramos una buena historia de ciencia ficción, cercana a las historias de black mirror. Aqui el talento está principalmente en la historia y como está contada.

From the future with love

La policía en el futuro será privada, no solo para lo bueno, también para lo malo. No solo la producción es buena, sino que la historia también tiene su miga. En resumen, un muy buen corto.

Record play

Otra más de viajes en el tiempo y el espacio, muy buena fotografía. Tiene seis premios internacionales, pero personalmente creo que más que por la historia, es por la producción. Aun así, merece la pena, aunque la historia seguramente ya la hayas visto en otros cortos o incluso en películas, pero algún corto “con premios” tenia que poner si no quiero que me lapiden :-)))

HALO (TEASER)

Y como regalo extra, un… vídeo promocional del videojuego Halo, realizado por…Neill Blomkamp. Era el teaser de prueba para la película completa de Halo. Sí, alguien no tuvo vista en ese momento, porque Blomkamp para mi es el nuevo Verboeven.

Estos diez cortos son lo mejor que he podido encontrar este fin de semana, estoy seguro de que algunos de vosotros habréis visto alguno tan bueno o mejor que los de mi lista ¡ponédmelos en los comentarios!, estaré encantado de ampliar la lista para que todos la podamos tener de referencia :)

Reseñas

Ciencia ficción romántica: Olvídate de mí

19 marzo 2017 — 6

olvidate-de-mi-romantica-960x1422.jpg

Si hay algo difícil de encontrar en el género de la ciencia ficción, es el romanticismo. Hoy hablaré de una verdadera historia de amor, con todas las letras. Hoy os hablaré de una película que me dejó una profunda marca cuando la vi, hace por lo menos diez años. Una película que me hace llorar cada vez que la veo por su increíble fotografía y su preciosa historia y el único exponente de lo que yo llamaría “ciencia ficción romántica”

Olvídate de mí es una película poco convencional, y si leéis mi blog eso significa que muy probablemente os gustará. Su título en español es una traducción facilona del título original de “Eternal Sunshine of the Spotless Mind, está interpretada por dos actores que dan lo mejor de si mismos, Kate Winslet y Jim Carrey.

La historia engaña, no parece ciencia ficción. No esperes grandes inventos, ni siquiera una fecha un poco más avanzada del presente actual. La única discrepancia de lo que podría ser un universo paralelo más es que alguien ha inventado una máquina que puede borrar recuerdos selectivos de nuestra mente. Y ahí es donde entran los dos personajes de nuestra historia Joel y Clementine. La narración está llena de flashbacks y no tiene un formato lineal. Las imágenes mezclan lo real con lo imaginario y por si fuera poco, dentro de la cabeza de Joel, la máquina produce que sus recuerdos se reconfiguren para eliminar la existencia de una relación dolorosa.

Asistimos a una carrera contrareloj por salvar los recuerdos de un amor lleno de malos momentos y preciosos recuerdos. La fotografía ayuda, junto con la complicidad de ambos actores, especialmente de Kate Winslet que lo borda en su papel.

¿Es posible tener una historia romántica -ADULTA- en la ciencia ficción?

Yo pensaba que no hasta que ví esta película. La mayoría de películas del género introducen historias de amor de relleno, ya se sabe, para cumplir la fórmula y que las novias de los verdaderos fans de la C/F puedan acompañarlos al cine. Supongo que las fans de la C/F cada vez que ven una de estas películas odian como los personajes femeninos son planos y arquetípicos, incluso cuando se comportan como heroínas.  Sea como sea, como en la literatura juvenil que últimamente nos inunda (juegos del hambre, el laberinto del corredor…), las historias de amor son  también muy superficiales y los personajes femeninos, inanes. No se trata más que una historia de ciencia ficción romántica de pega.

Olvídate de mi
¿Te has fijado que están todos los libros del revés?

En Olvídate de mí, Joel es el protagonista de la historia, pero Clementine es la fuerza motriz de la película. Su personalidad, sus frases y su fuerza narrativa es magnética. De hecho, la propia actriz ha confesado que es su papel favorito. Para ser un drama romántico, ni siquiera se echa de menos una escena de sexo rapidita. No se ve ni siquiera la curva de una cadera, nada. Es como intentar explicar la poesía, tendrás que verla, por que no se puede explicar como juega con el lenguaje audiovisual, es algo refrescante y sorprendente.

Una de las escenas más conocidas de la película, cuando llueve dentro del salón de casa de Joel

Clementine a veces es odiosa, hiriente y te gustaría sacarla de un empujón de la pantalla, pero al final las piezas encajan solas según transcurre la película. Es una película que de hecho empieza por el final. No se ve para saber lo que ocurrió, ni para entender el origen de todo, sino para disfrutar el proceso. Esto por supuesto, reventará la cabeza de muchos amantes de la ciencia ficción que a pesar de entender el mecanismo del ingenio que borra la mente de Joel y Clementine, no entenderán “tanta chorrada”, por que en el fondo, Olvídate de mí, habla de amor, no de tecnología, es ciencia ficción romántica.

ciencia ficción romántica - si, existe
Joel, regresando a su infancia, cuando su madre lo bañaba en el fregadero.

¿EXISTE LA CIENCIA FICCIÓN ROMÁNTICA?

Indudablemente sí, aunque si eres fan de Asimov, no te recomiendo que veas esta película, me odiarías si lo hiciera.

Si eres fan de Phillip K. Dick, disfrutarás enormemente este guión, que bien podría haber estado firmado por él.

CiberpunkReseñas

Incorporated: serie de ciencia ficción ciberpunk

15 marzo 2017 — 1

incorporated-ciencia-ficcion-oscura-960x539.jpg

Incorporated es una serie de SyFy de ciencia ficción ciberpunk. Una muy buena serie, que pese a contar tan solo con una temporada, dejará una huella dentro del género. Estrenada a finales de 2016, terminó de emitirse el 27 de Enero de 2017. Cancelada por la mala audiencia, su final, aunque cierra algunas tramas, deja algunas en el aire, pero os aseguro que merece la pena verla.

Incorporated como distopía futurista

Dentro de las distopías futuristas cercanas, INCORPORATED deja huella, mostrando un mundo completamente dominado por dos grandes corporaciones. Siguiendo los cánones del Ciberpunk, encontramos un thriller donde la parafernalia técnica (implantes, manipuladores de recuerdos, armas tecnológicas, drogas) sirve para contar una historia muy humana, la de un skint extremadamente hábil con la tecnología que consigue manipular su pasado para infiltrarse en la élite dominante. Los “trajeados” (o suits), que viven en las “Green zones“, alejados de la vida de miseria en los bajos fondos o “Red zones” donde por dinero, puedes conseguir cualquier cosa. En el aspecto técnico, especialmente la fotografía, la serie lo borda. El reparto, algo irregular, recupera a Julia Ormond, que clava el papel.

Si has leído mi novela, “11,4 sueños luz, el paralelismo con ella es enorme. Yo hablo de piso cero, ellos de Red zones, yo hablo de mugrosos, ellos de skinkt. Mi protagonista, igual que el suyo, es alguien que no es quien dice ser, y en general, se muestran los mismos problemas de una sociedad donde se ha perdido la humanidad, tanto en la élite como en la pobreza. En este sentido, el trasfondo de ciencia ficción social y humana, está realmente bien logrado, mucho más que en otras series con temática ciberpunk como puede ser Caprica, otra serie que tuvo el mismo final: cancelada. Y de nuevo, otra serie que pasará a la historia como algo que pudo ser y no fue, por la maldita audiencia.

incorporated ciudad futurista ciencia ficcion

Distopía futurista. Desastre ecológico y corporaciones

El protagonista, Aaron, o Ben, según para quien, oculta un pasado como skint, un refugiado climático, en un mundo que tras drásticos cambios, ha transformado el planeta, provocando que por debajo de la latitud de Canadá, todo sea un gran desierto. Curiosamente, en la serie nombran a España, como un desierto inservible. Este gran drama planetario ha hecho que los gobiernos en todo el mundo se desmoronen y solo la férrea disciplina del super-capitalismo ha hecho que una parte de la humanidad pueda sobrevivir. Una pequeña élite, incluso de forma notable y cómoda, a costa eso sí, de depredar la sociedad en una suerte de capitalismo extremo, donde todo, absolutamente todo, tiene un precio. Dos grandes corporaciones, Spyga e Inazagi dominan el mundo y la vidas de la humanidad hasta el punto de condenarla a la ruina por satisfacer a los accionistas.

Si la subida en esa pirámide social es dura, la caida lo es más aún, perdiendo no solo el dinero y la posición, sino también a los hijos y los propios recuerdos, ya que se consideran PI (Propiedad Intelectual) de la corporación. La aproximación al mundo de las meta-corporaciones que se plantearon en el Ciberpunk clásico de Sterling y Gibson es muy buena, aunque caiga el cliché visual de todas las películas y series que se han hecho sobre el tema.

incorporated ciencia ficcion

En resumen, estamos hablando de puro ciberpunk llevado a una serie de televisión, y es un mensaje que como se ha vuelto a demostrar, no es muy comercial. El ciberpunk lleva implícito una fuerte crítica social que ataca el capitalismo y a las grandes empresas. Nos dibuja un mundo desolado, no por la pobreza, el caos social y la debacle ecológica, no, es una radiografía del mundo actual sin edulcorar, nos muestra el esqueleto de la sociedad moderna actual y lo que podría pasar si ciertas estructuras sociales, cada vez mas precarias, dejaran de existir.

Prostitución corporativa

Nos muestra como una joven -y guapísima muchacha- Denyse Tontz vende su cuerpo como prostituta corporativa para poder pagar las deudas de su familia, o como un joven idealista pragmático -el protagonista- se transforma poco a poco en lo que más odia, demostrándonos que los monstruos no nacen monstruos, sino todo lo contrario, son idealistas que una vez quisieron cambiar en mundo, y que en el proceso, se transformaron el motor del cambio, justo lo que ellos una vez odiaron. Al final, todos venden su alma por sobrevivir en un mundo hostil.

INCORPORATED -- Season:1 -
(Photo by: Gavin Bond/Syfy)

Incorporated tenía un buen potencial, pero creo que el mensaje es demasiado oscuro, demasiado sucio y políticamente incorrecto. A pesar del intento evidente de no regodearse en ninguna imagen sórdida, existen pequeñas secuencias extraordinarias, que con unas pinceladas y sin mostrar nada, logran transmitir la realidad de un mundo donde no existen límites y hacer que uno se remueva en el asiento. Pasa por encima de temas actuales como el feminismo, la bisexualidad y el ecologismo y no se detiene en ellos, los aplasta sin piedad.

Los productores de Incorporated, Matt Damon y Ben Affleck quizás no sabían donde se estaban metiendo, el pecado de la serie es intentar tener profundidad de historia y a la vez intentar ser comercial, creo que es imposible hacerlo y sobrevivir. Yo creo apreciar los toques de auténtica calidad, pero la mayoría de la gente se quedará en que Incorporated es una serie oscura y con poca acción que acaba deprimiendo, como ha pasado antes en Caprica, Firefly o Stargate Universe. El lado oscuro del alma, no es comercial. Le deseo mucha suerte a Black Mirror, pues con su formato ha logrado sobrevivir.

Incorporated tiene un par de personajes muy bien logrados, como Laura Larson, interpretada por Allison Miller, otra actriz muy guapa. Laura es la mujer del protagonista: una niña de mamá consentida, que poco a poco, va transformándose en un personaje con personalidad y con esencia propia. Alguien que comienza ciego y poco a poco abre los ojos. Una médico de profesión que descubre que el mundo está herido, y que aunque poco puede hacer, intenta cambiarlo. De la mano de ella, aparece otro personaje fantástico, Goran, un héroe en un mundo podrido, interpretado por uno de mis personajes favoritos de Galactica, el teniente Agathon. Lástima que no volveremos a verlo en una segunda temporada, el romance y la tensión entre esos dos personajes estaba asegurado.

incorporated syfy

Necesitada de audiencia, Incorporated incorpora un par de tramas que son lo único que la desmerecen, como la presencia de un “medio hermano” del protagonista que se hace luchador para sobrevivir en el mundo que le ha tocado vivir. Esta es la única parte de la serie que me parece que sobra, ya que parece una mala copia de las películas que se han hecho sobre MMA (Artes Marciales Mixtas) y circuitos ilegales de peleas. Se utiliza para mostrar a la élite, pero cae en el mas manido de los clichés, lástima porque el personaje daba para mucho más. Épica la escena donde la prostituta le “calma” el subidón de droga que emplea para luchar en el capítulo 7.

Espero vuestros comentarios aquí debajo ;)

CiberpunkReseñas

Cyberpunk: Que leer. Recomendaciones de lectura de Nicholas Avedon

16 febrero 2017 — 9

que-leer-cyberpunk-guia-lectura-ciberpunk-960x596.jpg

En este artículo voy a intentar resumir a las que en mi opinión son las mejores lecturas del género, en algunos casos además con opiniones personales sobre cada título, y reduciendo la lista a los que yo considero los más relevantes para responder a esa pregunta acerca de que leer. Si tienes curiosidad por saber más sobre el Cyberpunk, al final del artículo hay una recopilación de enlaces de interés y artículos más extensos sobre el tema. Teniendo en cuenta la cantidad de novelas que hay, debo aclarar que no me he leído ni siquiera una parte significativa, así que seguro que me dejo grandes joyas por leer. Si crees que me dejo alguna, por favor, ayúdame con los comentarios en este post.

Reseñas

Neuromante: el origen del ciberpunk.

28 enero 2017 — 2

Captura-de-pantalla-2017-01-28-a-las-20.52.51.png

Llevo mucho tiempo evitando hablar de Neuromante, la novela escrita por William Gibson en 1984. Este libro representa el origen del Ciberpunk y no es un libro fácil en absoluto. Puede que para los que lo lean ahora por primera vez, no les impresione como debió impresionar hace más treinta y tres años a millones de lectores. Pero hoy, ha llegado por fin la hora de enfrentarse a la bestia.

william gibson - neuromante
William Gibson

“El cielo sobre el puerto tenía el color de una pantalla de televisor sintonizado en un canal muerto.”

Así empieza el libro. Una declaración de intenciones en toda regla. Personalmente he leído a muy pocos autores de ciencia ficción con una prosa tan compleja, rica y en ocasiones poética. Pero no os dejéis engañar, no es hermosa, cumple una función: transportarnos a otro mundo donde la concepción de lo hermoso se mide en otros parámetros.

Se ha escrito muchísimo sobre esta novela, que revolucionó la ciencia ficción en los años 80, dándole un impulso al género. Un impulso que transcendió lo literario y se instaló en la moda, el cine y la música. El ciberpunk desembarcó como un maremoto en los ochenta. Podría hablar mucho de todo esto, pero me gustaría hablar de la novela en sí. De lo puramente literario, por una vez.

Gibson utiliza un recurso muy extendido en la ciencia ficción: inventarse cosas e introducirlas en la trama sin explicar nada. De esta forma, a fuerza de ir leyendo el contexto y dejándose llevar por la acción, no es necesario conocer todos los detalles. Pocas veces funciona tan bien como con Neuromante, quizás por que no llega al exceso de las obras de otros autores mas modernos. Además, él lo hace de una forma progresiva y muy bien integrada en la narración. De hecho, si coges las dos primeras páginas de Neuromante ¿que verás?: Un bar de mala muerte, putas, cicatrices, alcohol, un implante ciborg y una mezcla cultural que sirve de pegamento para unir un parque de rarezas dispares:

“El arcaico brazo chirrió cuando se extendió para alcanzar otra jarra. Era una prótesis militar rusa, un manipulador de fuerza retroalimentada con siete funciones, acoplado a una mugrienta pieza de plástico rosado.
—Eres demasiado el artiste, Herr Case. —Ratz gruñó; el sonido le sirvió de risa. Se rascó con la garra rosada el exceso de barriga enfundada en una camisa blanca—. Eres el artiste del negocio ligeramente gracioso.
—Claro —dijo Case, y tomó un sorbo de cerveza—. Alguien tiene que ser gracioso aquí. Ten por seguro que ése no eres tú.”

Los personajes de Neuromante son muy humanos, un fuerte contraste con el entorno frio e impersonal en el que viven, donde la tecnología lo invade todo, especialmente la intimidad de las personas: cuerpo y consciencia. Así encontramos como una de las protagonistas (Molly) ha sido una muñeca de carne. No hace falta explicar demasiado lo que significa. El oficio del otro protagonista (Case) es algo más novedoso: es un vaquero del ciberespacio. Vale, ahora suena ridículo, lo sé. Pero el término hacker se acuñó después, y viene a ser algo relativamente similar. Otros personajes importantes son un psicópata de mil caras e ilusiones, un ser digitalizado (un hacker, mentor de Case) y Armitage, un humano que ha sido reprogramado por una inteligencia artificial. Mención aparte merecen las IA y los humanos casi inmortales que representan al poder onmipresente de las Zaibatsus: multinacionales que han superado los límites de la política y el mercado y dominan gobiernos y sociedades a lo largo y ancho del planeta. No obstante, lo suyo no es el “worldbuilding” al estilo de la ciencia ficción, no construye desde arriba, sino desde abajo, desde los personajes y lo que los hace vulnerables y humanos. Case, por ejemplo:

neuromante chiba city

Chiba by sourgasm from the CGHub Neuromancer challenge.

“—No, si recuerdo tomar mis pastillas —dijo él, mientras lo golpeaba una tangible ola de nostalgia, deseo y soledad, cabalgando en la longitud de onda de la anfetamina. Recordó el olor de la piel de Linda en la oscuridad sobrecalentada de un nicho cercano al puerto, los dedos de ella entrelazados sobre su espalda.”

El realismo sucio futurista de Gibson, como no podría ser de otra manera, aborda los viejos vicios humanos: drogas, sexo y dinero. Pero no se regodea en ellos, tienen el propósito de lubricar la historia, pero nada más, cosa que se agradece. Incorpora el sexo en un mundo hiper-capitalista, donde todo se vende y todo se compra. Pero Gibson no se deja llevar por lo fácil, en cada escena, saca postales brillantes de momentos cotidianos:

“Parecían animales altos y exóticos de la sabana, meciéndose gráciles e inconscientes, siguiendo el vaivén del tren, los tacones altos como cascos lustrosos sobre el metal gris del suelo del vagón”

El mundo real de Neuromante: el SPRAWL

La historia transcurre entre tres mundos, el primero de todos, el presente, en la realidad húmeda, oscura y asfixiante de las ciudades extendidas (que Gibson llama “ensanche”): la narración empieza en Nightcity (los bajos fondos de Chiba, en Japón) y se pasea por el ensanche natal de Case en EEUU y por ciudades como Estambul. El cierre de la historia es en órbita, Freeside, una ciudad espacial en el punto L5 de Lagrange, y donde muy cerca, vive la élite mundial: Villa Straylight.

EL MUNDO VIRTUAL: EL CIBERESPACIO

Territorio de los vaqueros como Case, es donde se intercambia información entre los grandes sistemas de datos de las Zaibatsu, el no-lugar donde se trafica con información, se roba y también se puede morir. Es entorno de trabajo de los operadores y las IAs. Los vaqueros, entran traspasando los límites y forzando su entrada, como aves carroñeras. Gibson nos plantea un ecosistema de elementos que solo existen en el ciberespacio, como el “hielo” (ICE) y otras formas virtuales de representar armas, sistemas de defensa y estructuras virtuales de información en un mundo puramente ficticio, donde no existen las emociones, solo los datos. El objetivo de Case es penetrar las defensas de la Tessier-Ashpool, una de las Zaibatsus más poderosas, para ejecutar un plan trazado de antemano por una IA. Para ello se ayudará de tecnología rompehielo militar y de la ayuda de su antiguo mentor, Flatline, ahora digitalizado.

EL MUNDO DEL SIMESTIM: El placer de los sentidos

Si el ciberespacio era la contraparte metafísica y racional del mundo real, el simestim es la parte sensorial y emocional del sombrío mundo real. Aunque Gibson no detalla mucho, se percibe como la única manera de anestesiar los sentidos a la realidad, por supuesto comerciando con las emociones de otros. Quizás sea la parte menos explotada de Neuromante, y que más margen a dado a otros para extender ese concepto.

Inteligencia Artificial (IA) y LA NO-MUERTE

Gibson introduce el concepto de Inteligencia Artificial como un personaje más. No es nuevo, aunque si es innovador en plantear su origen y sus necesidades vitales. Además, Neuromante y su compañero son el motor de la historia. Wintermute, es el personaje más importante, y aunque no tenga presencia física, se hace notar en el mundo físico:

Cuando regresaba al vestíbulo, olvidados los cigarrillos, tuvo que caminar a lo largo de la fila de teléfonos. Todos sonaron sucesivamente, pero sólo una vez, a medida que pasaba.”

Pocas veces una IA me ha hecho tener escalofríos. Gibson lo consigue. Lo mismo que los personajes del final, que presentan al clan Tessier-Ashpool, una de las Zaibatsus más poderosas. Ahí encontraremos a una familia que utiliza clones para perpetuarse a lo largo de tiempo, en una de las escenas más oscuras del libro. 3Jane y 8Jean son las herederas de un imperio en el que sus ancestros no mueren nunca. Como viejas momias, que se aferran a una vida sin sentido.

“Al principio no era más que una gota, un granito de noche que se colaba, atraído por el frío… Otros lo seguían, y me llenaban la cabeza, como la lluvia llena una piscina vacía. Recuerdo los lirios. Los estanques eran de terracota, las niñeras de cromo, y había brazos y piernas que titilaban al atardecer cruzando los jardines… Soy muy viejo, Molly. Tengo más de doscientos años, si cuentas el frío. El frío” … “Cuánto divago… A través del frío. Pero pronto se acabará. Ordené que descongelaran a una Jane, cuando desperté. Es extraño, llevarse a la cama, cada tantas décadas, a la que en términos legales es tu propia hija.”

Espeluznante ¿verdad? Sin embargo, se podría decir que en todo el libro no encontrarás a un “malo malísimo”. A pesar de que los protagonistas tienen algo de arquetípico, son todos algo parecido a un antihéroe: llenos de heridas y de múltiples facetas, oscuras casi todas ellas.  No te puedes enamorar de ningún personaje, pero si contener la respiración, arañar el libro (o el e-reader en mi caso) y seguir leyendo, cayendo en un pozo cada vez más hondo.

Resumen y conclusiones

Neuromante es uno de los libros más revolucionarios de la historia de la ciencia ficción, pero no es fácil de leer. Es denso, poético, complejo y no es perfecto. Ha generado cientos de estudios, tesis y análisis, dentro y fuera de la ciencia ficción. La revista Time dijo que era una de las obras de habla inglesa mas importantes del siglo XX y creo que no se equivoca, probablemente sea una de las obras mas influyentes dentro de la ciencia ficción. Tiene el honor de haber ganado el mismo año los premios Philip K.Dick, Nébula y Hugo. En 2007 había vendido 6.5 millones de copias en todo el mundo.

Soy de esas personas que prefiere escoger para leer libros extraños, poco valorados, diferentes. En Neuromante encontrarás que lo es, salvo que millones de personas antes que tú, se dieron cuenta.

Si quieres seguir leyendo sobre ciberpunk, puedes seguir leyendo en mi post “Ciberpunk: 10 curiosidades que no conocías“, o hincarle el diente a algunos otros artículos de mi blog, como el que escribí sobre Shirley o mi introducción al ciberpunk para neófitos al género, o esta otra entrada sobre “Ready player one“, una de las últimas novelas del género.

Y por supuesto, siempre puedes leer mi novela “11,4 sueños luz“, Ciberpunk con un toque diferente :)

kubrick

Apúntate a mi lista de correo

Mi lista de correo sirve para enviarte por email una recopilación de mis últimos artículos cada tres semanas. Así no se te pasará nada de lo que escriba. Te prometo que no le daré tu email a nadie ni te venderé descuentos en viajes a Marte, esto queda entre tú y yo. Bueno, y cualquier visitante del futuro que conozca nuestro destino.

¡Ya te tengo fichado! ¡Gracias!