CiberpunkReseñas

Cyberpunk entrañable: Alita Angel de combate

7 abril 2019 — 3

main

CiberpunkReseñas

Cyberpunk entrañable: Alita Angel de combate

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…


7 abril 2019 — 3

Llevamos muchos años escuchando, o más bien leyendo que la adaptación del manga de Yukito Kishiro era un proyecto pendiente de ser llevado al cine. Al igual que la ya mil veces anunciada y posteriormente cancelada Akira. Alita Angel de combate llevaba más de veinte años apuntada en la agenda de James Cameron, rumores y noticias que aparecían y desparecían con esa misma facilidad con la que la información fluye en el ciberespacio.

Según las entrevistas, Cameron llevaba varias décadas con la espina clavada de realizar la adaptación de Alita Angel de combate, describiendo este proyecto como uno de sus sueños, confesando ser muy fan del manga en sus declaraciones, pero que tuvo que posponerla para realizar primero Titanic y luego Avatar, otro sueño, posponiendo un sueño por otro. También comenta que estaba a la espera de que la tecnología le permitiera hacer una digna adaptación, pero eso tuvo lugar ya con Avatar. Simplemente, como artista le motivaría más desarrollar su propia obra que recrear la obra de otro autor.

alita-angel-de-combate-ciberpunk-manga-portada

El manga original es muy ochentero, cyberpunk original, puro y duro con todos sus ingredientes fue publicado en 1990, eso lo dejaría fuera de la década de los 80, pero su estilo, diseño e historia era un fiel reflejo de la década que acababa de terminar. El manga fue distribuido en formato comic book de grapas en los noventa por Planeta, con bastante éxito además, llegando a ser reeditado varias veces por la misma editorial y actualmente por Ivrea en una edición definitiva muy fiel a la japonesa, formato tomo japones (Tankōbon), respetando el sentido de lectura oriental, y todos los nombres que fueron cambiados en la edición española viniendo de la versión yankee. Por ejemplo, el nombre original de Alita es Gunnm, o el de la ciudad de Salem es en realidad Tiphares.

Sea como sea la versión animada de Alita Angel de combate que pudimos disfrutar pocos años después, y distribuida en nuestro país por la ya mítica y desaparecida en combate Manga Films donde se mantuvieron los mismos cambios, viniendo la traducción y adaptación de USA por Manga Entertainment con los consecuentes cambios que solían hacer en esos tiempos en vez de ceñirse a la fidelidad de la obra original. Un anime que ha envejecido  bastante mal a pesar de contar con un buen diseño de personajes, y que como suele ocurrir, quiso abarcar mucha historia en poco tiempo. El desarrollo de personajes desaparece casi por arte de magia y la historia se muestra como partes inconexas en ocasiones, hasta preguntarte si no estas viendo una versión censurada o con cortes abruptos, pero no;  así es esa miniserie de OVA’s (Original Video Animation) que nos llegó en su día y que podéis visionar fácilmente en la red.

Toda esta “herencia” de renombrar a los personajes y/o directamente inventarse la terminología de su worldbuilding (mundo), sospecho que para fines comerciales, se ha mantenido en el Blockbuster que tenemos ahora en cines.

¿Que qué me ha parecido Alita Angel de combate?

Vamos al lío.

Dirigida por Rober Rodriguez (Desperado, Abierto hasta el amanecer, Sin City) y con “Papa” Cameron detrás supervisando el proyecto. Según declaraciones de ambos prácticamente dirigida a cuatro manos, los dos muy fans de la serie, y se sabe que muy ávidos consumidores de manga y anime. La película ha recibido en general buenas criticas y bastante por encima de la media contando con un 6,7 en Filmaffinity y un generoso 5.95 en Rotten Tomatoes  que, tratándose de una web de calificación bastante dura, vale la pena resaltar que  ha recibido una puntuación superior a la de Ghost in the Shell con la que no puedo estar más de acuerdo. Por último, en la web de referencia incluso para los profesionales del sector, IMDb  le dan un abrumador y sorprendente 7,6. Seguramente quien haya visto la película, fan del manga, o quien sea un consumidor de cyberpunk puro y duro se estará echando las manos a la cabeza ante la perversión del subgénero hacía el lado más azucarado y romanticón. Pero, un momento: ¿consideramos los amantes del cyberpunk la versión occidentalizada de Alita como auténtico cyberpunk?

Pues sí, absolutamente. Conste que escribo esto ante el riesgo de ser largado a patadas del blog de Avedon, y seguramente el resto de cyberpunkers literarios me repudien para el resto de la eternidad, pero a fin de cuentas, voy a defender una obra que se ha renovado y re-interpretado siendo bastante más honesta y sincera que otras producciones cyberpunk que han sido estrenadas en los últimos años. Negarlo sería pecar de hipocresía y mirar hacia otro lado ante la renovación y actualización del subgénero (me niego a usar subetiquetas que no aportan nada como neocyberpunk o postcyberpunk, cyberpunk y punto). Eso sería como decir que el punk de los 80’ y 90’ y hasta la actualidad es neopunk o postpunk o neogaitas. Y ya es bastante complicada la existencia.

Bien, ya he dejado claro que Alita es cyberpunk, ahora falta aclarar a qué me refiero con eso. El manga original era bien gráfico en cuanto a la hyperviolencia como suele ser el seinen (manga para adultos) o el shonen (manga para adolescentes) dando cabida a una estética muy clásica en cuanto a implantes, recordando en algunos momentos a la fusión que Ballard ya inauguró en La nueva carne, (mezcla de carne y mecánica) o la película de culto Tetsuo (con una fusión carne metal como mínimo perturbadora) y lo que conocemos como cyborgs, que son humanos modificados o mejorados; los robots, con forma no humana o mas rudimentarios y los androides, prácticamente la escala en la siguiente forma evolutiva. Todos estas formas de vida se encuentran presentes en el universo del señor Kishiro y por consiguiente en la cinta de Rodríguez.

Si queréis ver dibujar al maestro Yukito Kishiro :

 

La película tiene todos y cada uno de los ingredientes del ciberpunk, con un estilo propio siendo más una obra de aventuras y luchas en la ciudad que de intrigas corporativas. De hecho, aquí a las megaporporaciones las sustituye la tierra prometida de Salem, un lugar en las alturas donde viven las clases acomodadas de la sociedad. Una ciudad encima de una plataforma que flota por encima del vertedero convertido en ciudad del hierro donde viven nuestros protagonistas y  donde el Doctor Ido (Christoph Waltz) suele acudir a reciclar piezas para reparar implantes (nótese la herencia punk en el Do-It-Yourself). En un día cualquiera encuentra a una cyborg (Rosa Salazar) que alguien desechó de la próspera ciudad flotante por encima de su mundo, y así es como empieza esta historia.

Alita cumple con la premisa básica del “High tech, low life” , tiene implantes a punta pala; son más los personajes con implantes y/o modificados que los que no. Hay cyborgs, androides y robots, una sociedad decadente y peligrosa, un sistema opresor que destierra a algunos habitantes a la “ciudad de los desperdicios” y además, la lucha de los personajes, no se centra tanto en vencer a ese sistema injusto si no,  en última instancia, en formar parte de esa sociedad afortunada y aparentemente idílica que es Salem. La hyperviolencia, aunque quizás algo suavizada en el film, sigue presente: el descarnado deporte popular Motorball provoca unas escenas trepidantes de acción que disfrutaréis a tope.

Como ingredientes imprescindibles que definen el subgénero y que no están presentes en Alita tenemos: las drogas, aunque se presupone que existen a pesar de no ser importantes para la trama; el ciberespacio o la conexión virtual, aunque puede verse como cierto personaje usa a otros para comunicarse mediante algún tipo de conexión neuronal que casi parece una posesión; y por supuesto el cielo oscuro y la lluvia, el mundo de Alita es soleado, lo cual no esta nada mal porque sigue siendo sucio, decadente y con mucho bullicio. El dadaismo a su vez, es inexistente, pues en el mundo del ángel de combate lo humano aún tiene algún valor y lejos de repudiarlo se valora y se intenta mantener a pesar de la tecnología y/o algunos seres desalmados que lo pueblan. Lo que no impide que sea con una corriente H+ (Transhumanismo) bien arraigada e inseparable, como es ley en este subgénero.

Visualmente es una chuchería deliciosa para los sentidos y sus escenarios bien aprovechados para la acción encantarán a los amantes del cyberpunk y la sci fi. Además es divertida y con un gran ritmo, adaptando los puntos más importantes de la historia original. Si estoy a favor de la acción disfrutable y la adrenalina bien llevada, puedo decir como punto no tan bueno que  el romanticismo noño para adolescentes tiene lugar en un par de momentos, herencia directa de sagas de ciencia ficción juvenil y adaptadas al cine a posteriori (Divergente, Juegos del hambre), Lo que digo siempre: retroalimentación de lo que funciona de cara al negocio, sólo hay que ver el videoclip:

Todo muy encaminado a la comercialidad, aunque la banda sonora original cumple con creces y tiene momentos épicos en las escenas de acción. Hay que aclarar que no se recrean más en ello de lo que un espectador común pueda soportar. Personalmente la encontré más honesta que GITS, y mucho más fiel a su esencia original. Cierto es también, que Alita toca las temáticas que puede tocar cualquier film de aventuras, pues en este caso en ningún momento se duda de la humanidad de Alita, excepto quizás ella misma. Muy bonito uno de los diálogos del film en el que se remarca esto: Eres el ser más humano que he conocido jamas. No puedo estar más de acuerdo en semejante afirmación. El personaje de Alita no sólo es creíble visualmente, si no que sus expresiones y personalidad están muy conseguidas, realmente uno olvida que está viendo un personaje animado con CGI y ve a la actriz que la interpreta.  Por otro lado la fidelidad del diseño es a mi parecer uno de sus mejores aciertos. Hubo alguna polémica en cuanto a esos ojos grandes (aunque no fue nada comparada a la polémica racial que se desato con GITS) pero yo defenderé este diseño fiel al manga y al anime, pues consigue recrear al personaje directamente del papel al cine, un trabajo espectacular. Además, lo encuentro coherente, no necesita una explicación, Alita es un cyborg, con lo que sus ojos pueden ser tan grandes o pequeños como la hayan diseñado sus creadores. Dos puntos irrefutables entonces, por fidelidad al diseño original del personaje y porque dentro del universo de la obra es más que posible, dada su artificialidad. Tengo que decir que, a menos que carezcáis de corazón, os enamoraréis de la adorable y entrañable Alita, uno de los mejores personajes del cyberpunk reciente, dada su humanidad, sus dudas, sus sueños; un corazón puro pero que también puede ser letal y despiadado llegado el caso.

Trailer de Alita Angel de combate en español:

Lo cierto es que después de ver la película dan ganas de leer el manga y sobretodo la saga Last Order donde se nos desvela el misterioso pasado de Alita. Ya sabéis que en cualquier biblioteca publica podéis echarle un ojo y empaparos de este clásico del cyberpunk japonés.

Para dar punto y final, os dejo una reflexión que seguramente dará pie a un futuro articulo:¿Estamos ante la adopción masiva de un subgénero que se solía mover con más comodidad en corrientes artísticas underground más minoritarias que en el de las grandes modas comerciales y populares?

En los últimos diez años ha habido un revival que ha ido a más con cada año que pasaba; desde nuevas novelas, series de las grandes como Neftlix, la secuela de Blade runner, el futuro videojuego Cyberpunk 2077 con un hype tremendo… y al parecer la cosa va a más. Se acaba de confirmar por enésima vez en un comunicado oficial que la productora de Leonardo Dicaprio empezará en unos meses la adaptación de la célebre Akira.

Peparáos para el cyberpunk de todo tipo en el futuro: romántico, aventurero, detectivesco, nostálgico o incluso juvenil e infantil. ¿Quién sabe?, todo es posible.

Quizás esto ocurra por el hecho de que, cada vez más, nuestro mundo se parezca a ese futuro sucio y distópico en el que aún puede haber un reflejo de esperanza en un charco de agua turbia.


Artículo escrito por Jonny Cherokke, autor invitado.

Johnny Cherokke
Johnny Cherokke

Lector compulsivo y escritor radical, adicto al ciberpunk y todos sus derivados. Amante del cine negro y sobretodo del cine negro asiático. Enamorado de la literatura en general.


3 comments

  • Anónimo

    8 abril 2019 at 12:11 am

    Brutal me encantó!! Y totalmente de acuerdo!!!

    Reply

  • Miguel Barrios Payares

    9 abril 2019 at 5:23 pm

    Excelente artículo, excelente colaboración. Los puristas se quejan pero por mí, que vengan con las versiones que quieran si es de este género. Y sí, cualquiera con corazón se enamora de Alita.

    Reply

    • Cherokke

      11 abril 2019 at 2:27 pm

      Gracias Miguel, es un placer colaborar y compartir estos textos. ;)

      Reply

Deja un comentario, me encantará contestarte

Tu email no será publicado

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

kubrick

Apúntate a mi lista de correo

Mi lista de correo sirve para enviarte por email una recopilación de mis últimos artículos cada tres semanas. Así no se te pasará nada de lo que escriba. Te prometo que no le daré tu email a nadie ni te venderé descuentos en viajes a Marte, esto queda entre tú y yo. Bueno, y cualquier visitante del futuro que conozca nuestro destino.

¡Ya te tengo fichado! ¡Gracias!

Por fin está aquí.

Por fin está aquí.

Seis historias de amor en tres universos distintos. Huyendo de géneros y etiquetas. Escapando de lo convencional y enfrentados a un futuro incierto esta novela habla del verdadero coste de ser humano y de las elecciones que a veces tomanos para no dejar de serlo.

Continuación de mi primera novela, "11,4 sueños luz" pero que puede ser leída de forma independiente.


480 páginas. Disponible en papel y eBook

You have Successfully Subscribed!