Los detectives salvajes: Reseña

El por qué alguien como yo, con tan poco bagaje literario en autores hispanoamericanos, escoge a Roberto Bolaño es todavía una incógnita. Tras atragantarme con las obras largas de Cortázar, Borges o García Márquez, pruebo con el chileno. En algún sitio leí que era diferente. Yo creo que desde lejos, “Los detectives salvajes” estaba trabajando en mi subconsciente. ¿Lo elegí yo, o me eligió él a mi?

Los detectives salvajes

Según la wikipedia, “Los detectives salvajes” es un homenaje al infrarrealismo, movimiento poético, que en la novela es denominado realismo visceral, y a sus integrantes. Arturo Belano es el alter-ego de Bolaño, y Ulises Lima es el poeta mexicano Mario Santiago Papasquiaro. Sea como sea, esta novela, publicada en 1998 y de 662 páginas, fue ganadora de un par de premios, pero sobre todo, ha sido aclamada por la crítica, y más aún y muy importante, por otros escritores. “Los detectives salvajes” está traducida a 17 idiomas, quizás debí haber empezado por ahí.

Clasificar “Los detectives salvajes” es imposible, vaya eso de partida. Estamos hablando de un bicho que no se deja masticar, se mete entre las muelas y transmite sabores incorrectos. Tras la confusa historia de un personaje, surge una segunda parte, y una tercera, todos ellos llenos de situaciones narradas de forma cinematográfica: estamos ahí, escuchamos, olfateamos y sentimos la vibración en la piel. Suceden cosas, personajes que respiran y sudan. Hechos sin demasiado sentido se suceden en una historia que trae algunos recuerdos de los relatos de Kerouac y sus amigos de la generación Beat, pero en formato sudamericano, mucho más sabroso y peligroso. La historia en sí es insignificante, pero tan verosímil que sabe a crónica. Los personajes, logrados hasta el punto que te los encuentras en el reflejo del ascensor, mirándote de refilón cuando subes pensando en si lo que leíste anoche era un sueño o de verdad estaba escrito.

“Los detectives salvajes” no es un libro normal. Puedes sufrir secuelas de por vida, puede que seas inmune a él. Si la próxima vez te sorprendes pensando “esto lo viví yo antes”, igual fue Bolaño quien lo metió en tu cabeza sin que tu lo supieras.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (4 votos, promedio: 1,75 de 5)
Cargando...

Comments

  • 7 años agoReply

    «“Los detectives salvajes” está traducida a 17 idiomas, quizás debí haber empezado por ahí.»
    Se pudiera decir así, a ojo de buen cubero, que la importancia de una obra literararia es directamente proporcional al número de lenguajes traducidos.

  • Rony Leon

    5 años agoReply

    Interesante reseña. Me he sentido identificado con tus sensaciones. Conocí al autor Roberto Bolaño por sus cuentos, que me encantan. Pero en este libro, los cuentos buenos fueron aunque la mayoria, los malos o raros golpeaban mucho el cerebro y la trama en general. Ahora sé que el señor Bolaño fue imperfecto.

    • 5 años agoReply

      Ser imperfecto es la clave. A nadie le gusta la perfección. Gracias por pasarte y comentar.

Leave a Reply

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Featured

rosemary williams kubrick reading e1480180373542

Apúntate a mi lista de correo

Mi lista de correo sirve para enviarte por email una recopilación de mis últimos artículos cada tres semanas. Así no se te pasará nada de lo que escriba. Te prometo que no le daré tu email a nadie ni te venderé descuentos en viajes a Marte, esto queda entre tú y yo. Bueno, y cualquier visitante del futuro que conozca nuestro destino.

¡Ya te tengo fichado! ¡Gracias!

¿A tí tampoco

te gusta la gente?

 

Puede que entonces te gusten mis libros.

Hablan de personas, sí, pero de personas diferentes.

Todas mis historias hablan de lo mismo, de esa búsqueda.

Mi última novela habla de un tipo que lo ha perdido todo y dejó de buscar hace tiempo.

Un tipo que ya no sabe quién es.

Un tipo especial.

Haz click aquí para saber más

You have Successfully Subscribed!

Hijos de Brin media

¿Quieres ayudarme con mi nueva novela?

 

 

Si leíste "Lágrimas negras de Brin" y te gustó, puede que quieras leer un borrador mi nueva novela, "Hijos de Brin" y ayudarme a pulirla. A eso se le llama "lector cero", te llevará tiempo y necesitaré todos tus sentidos para encontrar incongruencias, fallos y huecos.

 

 

Haz click aquí para saber más

You have Successfully Subscribed!