11,4 sueños luz

En el París del siglo XXIII donde todo está en venta, las emociones puras son de gran valor para aquellos que no pueden vivirlas. Ariel de Santos es un creador de sueños vívidos, uno de los pocos artistas capaces de modelar las emociones  para seducir e inspirar a un mundo que se ha olvidado de soñar.

Junto a Joanne, su musa y amante, irán desenterrando oscuros secretos de su pasado, en una lucha contrarreloj para participar en la empresa humana más ambiciosa de la historia, un viaje sin regreso hacia un destino en las estrellas.

“11,4 Sueños luz” es una novela distópica y oscura, donde los personajes sufren y aman, perdonan y olvidan.

Booktrailer

Más de cincuenta millones de personas malviven en la megalópolis que se ha convertido París en el siglo XXIII.  La antigua ciudad de la luz se ha transformado en una ciudad corrupta e inhumana. La mayoría de sus habitantes vive sumido en una zona gris donde no llega la luz del sol: el piso cero. Mientras, las élites, ajenas a todo, no abandonan nunca las gigantescas torres, olvidando la miserable existencia de los mugrosos, aquellos que viven en el piso cero.

Después de la fallida colonización de Marte, parecía que ya no quedaba esperanza en el mundo, pero un grupo de filántropos financió el proyecto Veluss. Un plan muy ambicioso: Llevar el hombre más allá del sistema solar: treinta mil hombres y mujeres —los mejores—, ellos y sus nietos, tendrán una nueva oportunidad, en el sistema Procion, a 11.4 años luz a bordo de la nave m2210.

¡LEE GRATIS LA MITAD!

Por que estoy seguro de que una vez que empieces, tendrás que terminarla.

11,4 sueños luz (EPUB)
11,4 sueños luz (mobi)

CÓMPRALA EN INTERNET

Si quieres “11,4 sueños luz” puedes conseguirla en varios formatos: eBook, formato bolsillo (tabla blanda, 14×21,5cm) y audiolibro. Si quieres estar informado suscríbete a mi lista de noticias y te avisaré cuando salgan promociones, y descuentos y nuevas actualizaciones sobre mi novela. También puedes estar informado a través de mi Facebook o Twitter.

Recomiendo comprarlo en LEKTU, no sólo por que sea una plataforma independiente, sino porque está libre de DRM y vale para cualquier lector de ebooks. Además la edición en papel va dedicada y firmada de forma personalizada por el autor. También disponible en versión audiolibro:

lektu
Puedes comprarlo también en las siguientes plataformas online:
amazoncaptura-de-pantalla-2016-12-04-a-las-4-48-08kobo

Escanea este QR Code para ir a la página de Amazon directamente:

CómpraLa en BitCoins

¿Qué hay mas ciberpunk que comprar una novela en BitCoins?. El precio es de 0,0035 BTC, después de hacer el pago contacta conmigo y envíame tu ID para confirmar la transacción junto con tu dirección postal. Sólo hago envíos a España. Para envíos a otros países, contacta conmigo. Estés donde estés, puedes pagar con Bitcoins y puedo hacerte llegar mi libro, firmado y dedicado :-)

AVEDON – 1yvAcUxd5aBFK2p4XdKZ7VWNUmELi7dhL

Reseñas

11,4 Sueños Luz es ciencia ficción en estado puro. Es adrenalina corriendo por las venas. Te atrapa desde las primeras palabras hasta el último punto“, en Momoko.es.

El ritmo va en aumento. Desde las primeras páginas te atrapa pero es conforme vas conociendo más detalles y acontecimientos que te vuelves adicto a la novela”, Ana M, en Devoradora de letras.

Una obra con una gran dosis de fantasía y realismo a la par, con pequeños detalles muy llamativos y cargada de connotaciones sociales. Una NOVELA digna de nuestra cabecera y que recomendamos sin ninguna duda a todos aquellos amantes de la CCFF, el Ciberpunk o las novelas apocalípticas. De fácil y rápida lectura, muy adictiva. “,  Ciudad de Tinta.

Nicholas Avedon es un narrador más que competente, claro y directo, y resuelve convenientemente este aparente batiburrido de historias entrelazadas, todas ellas están adecuadamente imbricadas y desembocan en un desenlace común, con el resultado final de una más que recomendable novela de ciencia-ficción“, Francisco José Súñer Iglesias, de ciencia-ficcion.com

“Los personajes sufren y aman, perdonan y olvidan, quieren empezar de cero y todos, absolutamente todos, tienen secretos que vamos descubriendo poco a poco, algo que me parece magistral… estoy segura de que no os va a decepcionar”, Meykilmister, de Inkties

Parte de la magia de “11,4 sueños vívidos” es la creación de un universo rico en decorados. El libro cambia de tercio y de escenarios con la suficiente frecuencia y pasmosa habilidad como para hacer que no te aburras del relato en ningún momento. Te invade la impaciencia nada más empezar a leerlo, pero no sabes si por lo bien escrito que está, o por la intriga que impregna cada frase escrita. El autor crea así una salvaje crítica en torno a todo aquello que nos convierte en máquinas, nos cosifica y, por encima de todo, alimenta la individualidad, haciendo que olvidemos los problemas del mundo“, Susana Rossignoli, de Universo la maga.

Ríete tu del Método Gronholm…. una primera novela interesante“,  Dreams of Elvex.

11,4 sueños luz es una novela que no te puedes perder. Si te gusta la ciencia ficción con toques de fantasía y cyberpunk esta es tu novela. Es una lectura muy ágil y que te atrapa desde el principio y hasta el final. No podrás soltarla y menos después de ese increíble final que nos deja las puertas abiertas a una segunda parte (Una segunda parte que no me pienso perder). Una novela que no te dejará indiferente y te atrapará“,  Sueños entre letras.

El seguir a Ariel por su camino hacia las estrellas para dejar atrás un mundo turbio y fatídico, se convierte en una aventura emocionante que nos tendrá en tensión hasta el final. Los amantes del cyberpunk disfrutarán sin duda de esta novela, y para los que no lo son es una manera inmejorable de iniciarse en el género. Me gustó mucho, muy recomendable“, El escritorio del búho

“Muy pocas veces me he encontrado con unos personajes, tan bien desarrollados como en esta historia …. os la recomiendo muchísimo, sé que lo vais a disfrutar tanto como yo”, en Vísperas de un nuevo mundo

“El ritmo de la novela es ágil y fluido, es decir, te engancha desde el primer momento… me ha fascinado es el mundo que ha creado el autor. Totalmente recomendada si quieres algo diferente a lo que estáis acostumbrados“, en  Yo leí un libro

 “11,4 sueños luz es una novela que mantiene la estructura de un thriller al uso de los de toda la vida, pero añadiéndole un toque Ciberpunk tecnológico muy interesante. La historia principal no es la más original que podemos leer a día de hoy, pero sus tramas secundarias sí que consiguen atraer nuestra atención, llegando incluso a adueñarse de la novela a poco que a uno le guste la ciencia ficción. Además de eso, destacaría que está bien escrita, el ritmo de la narración es muy regular y la ambientación destaca por la forma en que esta cuidada y detallada“, en Fantasía, scifi y mucho más.

Puede que donde encontramos la mayor sorpresa en 11,4 sueños luz es en la capacidad narrativa de Nicholas Avedon. Habilidad nada desdeñable si tenemos en cuenta que hablamos de una obra, repito, altamente atmosférica, donde dar más importancia al trasfondo en el que ocurre la acción que a la acción en sí durante 300 páginas sin tener que recurrir a la paja/relleno es digno de elogio“, en autopsias literarias del Dr. Motosierra

La prosa del autor es clara y fluida, lo que facilita la lectura. Se habla de que es un thriller ciberpunk (el autor manda y puede llamar a su criatura como quiera, que para algo la ha escrito él), y la verdad es que ahí no llego, no sabría si llamar así a la novela o dejarlo en una definición mucho más clásica: Ciencia Ficción. Y como gran parte de las de Ciencia Ficción, futurista y un tanto apocalíptica, como todos imaginamos el mundo, en la lectura de Ramón.

11,4 sueños luz, en definitiva, es una distopía futurista ciberpunk, por una lado y un thriller de final inesperado, por otro. La historia nos muestra, de mano personajes atormentados que anhelan la libertad que jamás han tenido, un mundo donde la necesidad de huir de la realidad lleva a sus pobladores a experimentar con drogas, a jugar en videojuegos de realidad virtual, a intentar sentir sus sueños estando despiertos e, incluso, embarcarse en un viaje de decenas de años para llegar a otro planeta. Una novela que está esperando que tú, amigo de la ciencia ficción, te animes a explorarla en busca de aventuras, personajes complejos y mucho más. ¿Te atreves a embarcarte en este viaje?, en la orilla de las letras.

Si eres fan del ciberpunk, te gusta la ciencia ficción y no le haces feo a todo lo que involucra esta tipo de ‘universos’, definitivamente te gustará 11,4 sueños luz“, en Improbabilidad Infinita.

Una gran distopía futurista con un gran final inesperado“, Alba, de Tesorera de libros.

“11,4 Sueños luz tiene dos rasgos que me interesan en cualquier lectura: un buen ritmo que es capaz de atrapar al lector y una mezcla de géneros que funciona muy bien en este caso (ciencia ficción cyberpunk, fantasía, novela erótica y novela negra)…. ¿Acaso esto es una saga? El autor tendrá que decirlo/decidirlo, pero 11,4 años luz tiene un final que te deja tan satisfecho como con ganas de más.”, en Libros en vena.

“11,4 sueños luz es una novela diferente. No para bien, no para mal. Sencillamente es distinta. No tiene un etiqueta única para asignarle pues aunque es ciencia ficción coquetea con otros géneros… es el producto de alguien que quería volcar muchas de sus inquietudes literarias en un solo volumen. Una novela que mezcla ciberpunk, novela negra, fantasía y space opera”, Carlos Perez Casas.

Me has enganchado totalmente. Y no solo a este primer libro sino para los sucesivos“, Sihaya, paraíso fremen

 …la plácida lectura en la que nos sumergimos es gracias a un estilo bastante elegante, firme y disciplinado por parte del autor… una muy buena primera novela“, Eloi Puig de la Biblioteca del Kraken

“Aunque la ciencia ficción no sea tu género, este libro no se queda sólo en la relación con la tecnología o que todo gire en torno a esto; sino que va más allá con las relaciones interpersonales, suspense, amor… En definitiva una obra que me ha gustado muchísimo, más a cada página que iba leyendo. ¡Quiero la segunda parte! “, en LectoraDreams

“Mantiene la intriga todo el tiempo, pone máscaras a sus personajes para que nunca termines de conocerles y te engañen una y otra vez, y te hace llegar a un final que no esperabas y que sinceramente te deja con la boca abierta… 8.5/10”, en ‘El mundo de Naya

…drogas de diseño, individuos dispuestos a aprovecharse de las debilidades de los demás, novedosas formas de ocio, romance no buscado pero apasionado, sexo, snuff, miseria, promesas de un futuro distinto y seguramente mejor…“, en Sagacomic.

mucho más que una novela de ciencia ficción, es una historia repleta de tramas muy bien desarrolladas, con personajes que no dejan de sorprender y giros argumentales que dejan sin aliento. Es la prueba de que la calidad no tiene por qué ir reñida a la fama o la popularidad“, Secrets de tinta

“…a veces encuentras grandes escritores que merecen muy mucho la pena y me da mucha rabia que nadie, con el suficiente “poder” para sacarlos a la luz no se fije en ellos, los “caza talentos” no sé dónde se meten a la hora de publicar una u otra obra, porque de haber un libro destacado en librerías ese sería “11,4 sueños luz”, Lorena Gil en Vuelo de cuervos.

“11, 4 Sueños Luz es una opera prima que se lee con rapidez, que consigue el interés de su público y que evidencia el manejo de su creador en el género literario que tanto amamos los que leemos estas líneas”,  Elwin Álvarez en El cubil del cíclope

“..de los libros que cuentan historias con tranquilidad, a pesar de tener acción y algo de misterio y de las historias que empiezan de una manera y terminan de otra que no podrías imaginar.“, Maria, de Tejiendo en Klingon.

Ojalá todas las obras con sello indie fueran así“, Miriam Beizana de alibreria.com

“Nicholas Avedon se ha destapado como un excelente narrador capaz de manejar el tempo de su obra con una precisión casi suiza.” Javier Miró, de Libros-Prohibidos.com

“…pasado el primer tercio del libro, te das cuenta de que tienes los dientes apretados, el cuello tenso y una necesidad imperiosa de mirar las siguientes páginas”, proyecto Aesteria.

“algo que le da un aire diferente a este libro, es la historia de los orígenes del personaje, su evolución y el porqué de sus actuaciones. Me ha gustado mucho un personaje tan real, sensato y con muchos matices.”, La lectora de libros.

Valoraciones en amazon.es

«IMPECABLE, TIENE TODO LO QUE TIENE QUE TENER. UNA HISTORIA MAGISTRALMENTE CONTADA SOBRE UN PROBABLE FUTURO.» – RESEÑA EN AMAZON

Valoraciones en Goodreads.com

EXTRACTOS DEL LIBRO

Ciencia ficción y ciberpunk en “11,4 sueños luz”

En las mas de 380 páginas de 11,4 sueños luz podrás encontrar un thriller de alta tecnología, cambios sociales, nuevas profesiones, una megaciudad (París) y un mundo transformado en un lugar muy diferente del que has visto o leído con anterioridad. Además de las relaciones entre los cuatro personajes principales, abordo temas como los mundos virtuales, la inteligencia artificial o el reto de la exploración espacial. Os dejo algunos extractos de texto para que podáis abrir boca.

“Necesitaba algo, pero no sabía qué. Sí, gritar, y que el sonido de mi voz rebotara, en silencio. Eco en el silencio, montañas en la oscuridad, aire con olor a pino húmedo. Nada en el mundo podía comprarme eso ahora. El pino solitario más cercano estaría a cientos de kilómetros y sería propiedad de alguien más rico que yo. Ya ni siquiera había piedras sin dueño. Todo tenía dueño, incluido yo.”

“Cuando llegué a París me fascinaba su fealdad, su abandono y su repugnante olor a degradación, a metal oxidado, a madera podrida y agua estancada. La miseria era tan vieja que estaba pegada a todo. Allí era donde vivían los ilegales. Gente tan miserable que ni siquiera salía rentable deportarlos al otro lado de cualquier frontera sur. Dejarlos morir, en unos meses o en un par de años, era más barato y menos problemático. Todavía existían personas que se preocupaban por ellos, pero ni siquiera ellos tenían el valor suficiente para descender hasta allí abajo, esa parte del piso cero donde los mugrosos podían permitirse el lujo de sentirse poderosos. Allí, donde las mujeres vendían sus cuerpos por migajas. En París era imposible morirse de hambre. Había dispensadores gratuitos de comida y bebida por todas partes, el problema no era como en África. El problema era que no había salida, no había nada, solo un eterno gris, en suelo, paredes y cielo. No había pájaros, solo coches repletos de luces rojas, azules y amarillas. Coches que iban y venían, pero que nunca paraban.”

“… teníamos una edad comprendida entre los veinticinco y los treinta y muchos. Ahí se acababan las similitudes, había gente de las cuatro potencias del planeta: la Confederación de Estados Americanos del Norte (EUAN), CEAL, Transrussia, y Europa (incluyendo EcoNorte y EcoSur). Escuchar aquellas historias, aquellos hombres que se habían educado en las mejores universidades del mundo: Buenos Aires, Kioto, Moscú, Nueva York, Estocolmo o Montreal. Era como nombrar platos de comida a un muerto de hambre que se ha pasado la vida mirando un escaparate, hambriento. “

“El cuatro de mayo de 2195, la nave despegó y comenzó su viaje a las estrellas. Pero solo fue el comienzo de la siguiente expedición, Veluss- M2200, con destino a Gliese 674 a quince años luz de nuestro sistema, que despegó tan solo cinco años después. Tras esa, hubo otra, M2205 con destino a Epsilon Indi, a doce años luz de La Tierra. Había planes para una nueva expedición cada cinco años, la siguiente expedición sería lanzada a finales de 2209. Quedaban poco más de nueve meses y el proceso de selección estaba en plena ebullición. Joanne tendría su oportunidad, quizás no hubiera otra. La cuarta expedición, Veluss M2210, tenía como destino el cuarto planeta del sistema Procyon. “

“…. a pesar de que había dejado el coche aparcado en un parking vigilado, un guardia armado con un rifle de asalto, me indicó que no me saliera del camino protegido por la alambrada electrificada y el muro de vitroacero. Era un túnel transparente, lleno de arañazos y manchas amarillentas que atravesaba una zona deshabitada hasta el depósito de coches. Debajo, protegido por el muro, podía observar a los cientos de pobres desgraciados que se arrastraban entre cartones, basura y cuerpos semidesnudos en trance. La luz artificial de las autopistas que tenían encima, solo servían para ver como la ceniza, el polvo y la suciedad caía casi de forma imperceptible, pero imparable. Solo la lluvia artificial impedía que aquellos miserables se ahogaran enterrados con ella. Uno de ellos saltó hacia mí, y rebotó contra la gruesa pared. Su mirada animal no me asustó. Ya la había visto antes. Daba igual el lugar, la locura siempre se parece. Golpeó la pared con las manos desnudas, hasta dejar rastros de sangre roja en la pared.”

“Habían pasado siete años, pero parecía que hubiera ocurrido en otra vida. También fue la última vez que me enamoré de una modelo. Juré no hacerlo nunca más, no volver a destruir nada hermoso. Alrededor de mí había decenas de chicas como ella. Hermosas, bajo aquellas miradas perdidas y sus harapos, bajo aquellos hombros hundidos y brazos llenos de cicatrices y quemaduras. Podría comprar su compañía, su cuerpo, e incluso hacerlas reír. Podría hacer brillar sus ojos, con historias, con maravillas. Pero tarde o temprano, verían que lo que parecía la realidad, no dejaba de ser otro sueño.”

“La fragancia de los pinos y de la tierra mojada era tan real como podía serlo la contaminación infecta que había fuera de los edificios en el París donde reposaban nuestros cuerpos semiinconscientes. Joanne, o mejor dicho, Atiaran, su nuevo nombre en aquel mundo, no dejaba de observar maravillada la fantástica naturaleza que la rodeaba. No era para menos, los animales de la Tierra convivían con otras pequeñas criaturas como ardillas púrpuras de crestas dobles o pequeños dragones que cantaban con voz de tenor mientras volaban sobre las copas de los árboles. “

“Los techos eran bajos y la luz artificial dominaba todas las estancias a pesar de las ventanas, que mostraban el espacio estrellado, de un negro profundo. La única instalación turística de la base espacial era una gran cafetería que hacía las veces de bar y de restaurante. Tenía impresionantes vistas a la Tierra, que colgaba de nuestras cabezas, fija en la misma posición. Seguíamos conectados a ella a través del cable, como un cordón umbilical que desaparecía en la lejanía.
El espacio era un bien escaso en aquella base y todo tenía cierto regusto militar. No había habitaciones independientes, ni baños privados. Compartíamos una litera, cada uno en una diminuta cama dentro de una sala común con centenares de literas.”

“La nave Veluss M2210 no estaba acoplada a la estación espacial, estaba en uno de los puntos troyanos del sistema Tierra-Luna, L4, cerca de la nube de Kordylewski esperando a su carga final. Había sido construida en los astilleros de Malais Rellian, en el punto de Lagrange L2 Tierra-Luna, usando material de la Luna, enviado al espacio a través de una catapulta electromagnética. El primer transporte saldría con los primeros mil pasajeros hacia ella en una semana. Habíamos visto documentos gráficos, pero tenía que verla con mis propios ojos para asimilar toda aquella información. Era el proyecto de ingeniería espacial más ambicioso de la raza humana. La tercera nave del proyecto Veluss era la más grande. Estaba formada por dos toroides concéntricos y un cilindro central, con un radio exterior de casi dos kilómetros y medio, giraba sobre su eje dos veces por minuto, para generar la gravedad artificial a la cara interna del toroide, donde se hallaba el hábitat donde viviríamos el resto de nuestras vidas, apenas diez kilómetros cuadrados en total. En su interior, una franja de poco más de cuatrocientos metros de ancho, sería como un estrecho, largo y recto valle glacial, cuyos bordes se curvan hacia el cielo y que se desvanecerían en un cielo artificial, con un sistema de clima controlado que incluiría lluvias, viento y días nublados. El anillo interior, con algo menos de gravedad, se dedicaría a la agricultura. La sección central, el núcleo, casi sin gravedad, se dedicaría a la producción y manufactura, y donde se llevarían a cabo la mayor parte de procesos industriales pesados.”

“al aproximarnos a la Veluss M2210 todos callamos. El pasaje al completo se lanzó flotando en microgravedad a la hilera de ventanillas desde donde se veía la aproximación a la gigantesca nave espacial que nos llevaría a las estrellas. Era una gigantesca rueda de seis radios con una aguja larga y fina. Al acercarnos nos dimos cuenta de su inmenso tamaño. Rodé todo el material que pude, aunque sabía que podría lograr mejor material en el resto de vuelos, con las cámaras del exterior de las naves. Pero quería captar aquel momento, la intensidad de mil personas conteniendo la respiración sin poder evitarlo. De los primeros susurros de excitación y de los murmullos incontenibles de júbilo de los primeros habitantes de aquella colonia espacial.”

“…empezó a murmurar un conjuro. Pronto una bruma nos envolvió y aparecimos en lo alto de unos acantilados. A menos de cien metros un denso bosque ocultaba todo hasta donde alcanzaba la vista, al otro lado el mar. Al pie de un abismal acantilado de piedra negra, el océano rompía con fuerza titánica. La música que producía el viento y el agua no eran sonidos de este mundo. El lugar era de una belleza imposible. La luz fantasmal de dos lunas, una anaranjada y otra azul, iluminaba aquel paraje, donde tan solo estábamos ella y yo.
—Bienvenido a Dun’zdor —dijo.”

“Durante muchos años el arte de la manipulación digital de la imagen se había perfeccionado tanto que era imposible discriminar la ficción de la realidad, pero los verdaderos sentimientos eran todavía difíciles de falsificar. En un mundo donde todo se podía comprar y vender, las emociones y sentimientos puros eran de gran valor para aquellos que no podían tenerlos o querían más: el amor de una mujer, el abrazo de un ser querido o las conversaciones con un padre ya fallecido. Eran experiencias que se podían reconstruir con un conocimiento que era mitad arte y mitad ciencia: los sueños vívidos.”

11,4 sueños luz está registrada en el registro de la propiedad intelectual además de en SafeCreative.

barcode-150

ISBN-13: 978-1537083896 (amazon)
ISBN-13: 978-1370650415 (SMASHWORDS)
Apúntate a mi lista de correo

Apúntate a mi lista de correo

Te enviaré novedades y una recopilación de artículos cada tres semanas. Te prometo que no le daré tu email a nadie ni te venderé descuentos en viajes a Marte.

¡Ya te tengo fichado! ¡Gracias!

Shares