main

CiberpunkReseñas

Zona libre, de John Shirley: La esencia pura del ciberpunk

16 octubre 2016 — 7

zona-libre-shirley-e1479660792973.jpg

Creo que es la primera vez en mi vida que hago una reseña o comento un cuento corto. Acabo de terminar de leer este cuento al segundo intento, ya que la primera vez me quedé atascado en la presentación de personajes. Al terminarlo he sentido la necesidad de hablar de él, para que el tiempo no se lleve el colocón que me recorre las tripas ahora mismo.

Si pudiera definir lo que es el Ciberpunk para mi, diría: “Leer zona libre, de Shirley”

johnshirleyShirley es un escritor polifacético, nacido en Texas (EEUU) en los años 50. Ha escrito más de cuarenta libros y participado en ocho recopilatorios, principalmente de ciencia ficción y fantasía. También ha trabajado como guionista, y escribiendo canciones, para grupos como Blue Öyster Cult y también su propia banda. Algo que refleja muy bien en Zona Libre, ya trata sobre la evolución de la música en un contexto futurista. El mismo fue cantante de una banda punk en el 78.

Es un autor difícil, no tanto como Gibson (que para mi es demasiado) pero no es fácil acercarse a él. Utiliza una cantidad de neologismos y tiene una imaginación tan prodigiosa que al iniciar la lectura no sabes qué diablos estás leyendo. Luego descubres que estás leyendo la obra de alguien que vive en un mundo muy diferente del que conoces, un mundo tan vívido y asfixiante que actúa como una droga en tu cerebro. Con una manera de escribir cercana a la prosa poética en ocasiones, Shirley te lleva de la mano a un lugar que has visto de lejos, pero donde nunca has entrado. Si cierras los ojos y abres la aletas de tu nariz podrás verlo y olerlo. Pegajoso y caliente. Oscuro. Lleno de vida. El mundo de Shirley vomita humanidad en arcadas rítmicas. No hay otro modo de describirlo.

nmo0pse

La historia que cuenta comienza con una breve descripción de la historia del mundo desde los años 80 a curiosamente, la época actual (2017). Es un mundo devorado por las multinacionales, donde la clase media ha desaparecido y la humanidad es carroña devorada por las drogas, las guerras y el vicio. En este panorama, una ciudad libre, una especie de Sodoma y Gomorra capitalista, hace caja en mitad de ninguna parte. En ella, un músico anacrónico -rockero, como no podía ser menos- da su último concierto antes de… no quiero revelar demasiado el argumento, aunque sin duda no es lo mejor del relato. Lo mejor es la forma en que narra ese mundo, y crea en pocas palabras un universo fascinante y decadente. Inventa como quien no quiere la cosa nuevas profesiones, formas de relacionarse, tribus urbanas y por supuesto, nuevas drogas. Me gustaría tener la facilidad de este autor para crear mundos, ya que en mi novela, 11,4 sueños luz, intento acercarme a un mundo muy similar al que crea Shirley, pero creo que me queda mucho por aprender para lograr la densidad y la textura que él consigue.

Puedes encontrar este relato largo traducido al español en la antología de cuentos ciberpunk “Mirrorshades”. Para mi es uno de los mejores -si no el mejor-, junto con “Ojos de serpiente” de Tom Maddox. Todo hay que decir que hay varios cuentos bastante mediocres en la antología, pero como siempre, todo es cuestión de gustos.

kubrick

Apúntate a mi lista de correo

Mi lista de correo sirve para enviarte por email una recopilación de mis últimos artículos cada tres semanas. Así no se te pasará nada de lo que escriba. Te prometo que no le daré tu email a nadie ni te venderé descuentos en viajes a Marte, esto queda entre tú y yo. Bueno, y cualquier visitante del futuro que conozca nuestro destino.

¡Ya te tengo fichado! ¡Gracias!