main

Ficción personalReseñas

Richard Yates: Mentirosos enamorados

25 octubre 2015 — 7

richard-yates.jpg

Tengo unos cuantos posts pendientes para hablar de autores norteamericanos no demasiado conocidos. Ya sabéis que la literatura norteamericana me pirra y he descubierto un filón después de leer Antología del cuento norteamericano, una verdadera joya de más de mil páginas que deberías tener en tu biblioteca. Algunos son relatos más o menos cortos y otros llegan casi a novela corta. Hay de estilos muy variados y en ellos podrás (re)descubrir a autores como Hemingway o Updike, con una prosa y un estilo increíbles. Esos dos son algunos de los que casi seguro habrás oído hablar, pero a mi me ha permitido además descubrir otros interesantes autores. Hoy vamos a empezar con uno que yo creo que es un pequeño desconocido: Richard Yates y su relato “Mentirosos enamorados”.

Tengo pendiente de leerme varias novelas de Richard Yates, así que lo que voy a comentar aquí hace referencia a su cuento. Richard Yates es un autor que no tuvo éxito comercial, pese a que a que de su primera novela hicieran una película. Pasó su vida sin demasiada pena ni gloria como profesor de escritura creativa y por las críticas que he leído de sus novelas es un autor consagrado a la tristeza.

richard yates

Su cuento, como no podía ser menos en esta generación de autores, está ambientado en una época de postguerra, en la que por diferentes razones el protagonista se sumerge en algo similar a una crisis existencial. No quiero hablar de la trama del cuento, porque es tan simple que si lo hiciera parecería algo ridículo. Gracias a lecturas como esta he aprendido una lección impagable: lo importante de un relato no es lo que te cuenta, es dónde te lleva y cómo lo hace.

En pocas páginas, no se puede construir una historia con gran detalle; es complicado, no obstante, algunos autores se empeñan.  Descuidan los detalles menores, casi superficiales, que a la postre son los que nos dejan con ese regusto a realidad, con ese brillo que se percibe solo con el rabillo del ojo. Perdemos esos ecos que con tono muy apagado, permanecen en el fondo de nuestra cabeza cuando pasamos las páginas. En esto, Richard Yates es un maestro. Construye un mundo personal con pinceladas suaves, llevándonos de la mano a conocer a sus personajes. Pocas veces he leído personajes tan creíbles y vivos con tan pocas palabras, de una humanidad tan verosímil. No en cuento corto.

Con un estilo alejado del cinismo de “Viaje al final de la noche”, pero con una atmósfera similar y ambientado en el Londres de postguerra, Richard Yates me enseñó lo que significa un relato. Hay autores que escriben mejor que él, pero su forma de narrar, tan personal, me llegó hondo.

kubrick

Apúntate a mi lista de correo

Mi lista de correo sirve para enviarte por email una recopilación de mis últimos artículos cada tres semanas. Así no se te pasará nada de lo que escriba. Te prometo que no le daré tu email a nadie ni te venderé descuentos en viajes a Marte, esto queda entre tú y yo. Bueno, y cualquier visitante del futuro que conozca nuestro destino.

¡Ya te tengo fichado! ¡Gracias!