main

Ciencia FiccionReseñas

Lexx: Ciencia ficción bizarra

2 octubre 2016 — 5

lexx-ciencia-ficcion-bizarra-960x728.jpg

Lexx es la serie de ciencia ficción más extraña que se haya emitido jamás. Si no estáis de acuerdo, os reto a que me digáis una más extraña en los comentarios. Creo que es la única serie de ciencia ficción alemana, por si eso os sirve para prepararos a lo que os voy a contar ahora. Así que comenzamos sin más demora con las sorpresas.

Lexx es una serie de ciencia ficción co-producida entre Canadá y Alemania que consta de cuatro temporadas, emitidas entre 1997 y 2002. Es una serie muy poco conocida, y probablemente proscrita entre los puristas de la ciencia ficción ya que a pesar de que se trata de un Space Opera “épico” con mucha tecnología y arco de acción de más de 6000 años, la tecnología está más cerca de la magia que otra cosa.

Brazil - Futuro oscuro, axfisiante poder del estado
Fotograma de Brazil, peliculón que debes ver.

Si has visto Brazil, la genial película de Terry Gilliam se podría decir que el comienzo de Lexx recuerda un poco a esta genial película, y que es una especie de primo lejano bastardo de ciencia ficción fantástica, totalmente alejada de la Tierra o de nada que conozcamos, pero ambientada en una absurda distopía burócrata y opresora que recuerdan mucho a Brazil. Visualmente también tiene algunos puntos en común, ya que es muy oscura y con cierto toque de pesadilla visual.

Esta sería una gran introducción, pero me temo que las grandezas académicas se paran aquí. La serie está orientada a un público masculino y la mayor virtud de la serie es la protagonista Eva Habermann (primera temporada) y Xenia Seeberg (segunda y siguientes). El uso del sexo como reclamo es desde mi punto de vista excesivo, grotesco, pero a veces divertido. La mezcla visual es indescriptible, es una gran vomitona ácida de elementos visuales de finales de los noventa aunque con muchas reminiscencias del período mas hortera de los ochenta. No obstante, tiene un fondo oscuro innegable con muchas referencias a lo gótico. Las primeras temporadas son bastante mejores que las últimas

El comienzo de Lexx es bastante impactante, quizás lo mejor de la serie. El resto de capítulos son desquiciantes y fantásticos. Se podría decir que es más fantasía que ciencia ficción, pero lo cierto es que tiene más de lo primero que de lo segundo, aunque cualquier purista de la ciencia ficción que haya visto esta serie, probablemente le escuezan los ojos, lo mismo que “Enano rojo” u otras series que no parecen tomarse demasiado en serio la parte de “ciencia” en el binomio. Lexx tiene argumentos complejos, ya que las distancias, las cronologías y las relaciones entre los diferentes mundos, credos y grupos que componen la historia se separan por universos y miles de años. Aunque tenga un transfondo “épico” las historias y los personajes están bastante alejados de esta imagen y casi parecen una parodia de sí mismos.

Eva Habermann

Sí, lleva el pelo a juego con las uñas y el vestido: Eva Habermann.

El argumento de Lexx es tan fantástico y demencial que no tiene mucho sentido identificar la serie con él. Se podría decir que junta en una misma nave a cuatro personajes que no tienen nada en común:

Stanley, un divertido personaje que representa el lado mas absurdo de la serie, un burócrata de pacotilla, incapaz de sostener la mirada a la protagonista, Zev.

Zev, a pesar de parecer muy, muy humana no lo es (pero sí, lo parece). Un curioso personaje, destinada a ser esclava del amor y huida del sistema. Es el alma mater de la serie junto con Kai. En la primera temporada nos deleita con algunos planos y ligeros desnudos, pero la cosa se desmadra en las últimas temporadas. La simbología fálica está en uno de cada cinco planos en la serie, lo mismo que las curvas de Zev.

Kai, un ¿héroe? que parece sacado directamente de los universos oscuros de Tim Burton. Un personaje que habla poco y siempre es una incógnita. Lleva dos mil años muerto así que no está para achuchones.

Kai - Lexx
Kai. El héroe oscuro que lleva muerto seis milenios

790, la cabeza de un androide que está enamorado de Zev. Es una historia larga de explicar…

Lexx, como en Farscape, la nave está viva y tiene una historia detrás, tan compleja como la demonología de esta serie, que en lo conceptual es densa, y en lo concreto más bien decepcionante.

Aunque tiene sus fans, como “Enano rojo”, es una serie que no recomendaría más allá de los tres primeros capítulos para ver algo diferente, casi demencial. Pero sin duda, tiene personalidad propia, y muy definida. Si quieres ver algo diferente, aquí está esperándote Lexx.

kubrick

Apúntate a mi lista de correo

Mi lista de correo sirve para enviarte por email una recopilación de mis últimos artículos cada tres semanas. Así no se te pasará nada de lo que escriba. Te prometo que no le daré tu email a nadie ni te venderé descuentos en viajes a Marte, esto queda entre tú y yo. Bueno, y cualquier visitante del futuro que conozca nuestro destino.

¡Ya te tengo fichado! ¡Gracias!