Ciberpunk

Las criptomonedas y el futuro ciberpunk que nos espera

5 agosto 2019 — 6

main

Ciberpunk

Las criptomonedas y el futuro ciberpunk que nos espera

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (7 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…


5 agosto 2019 — 6

Cuando Donald Trump utiliza Twitter para atacar el Bitcoin y la Libra de Facebook no lo hace porque sí. Sabemos que Trump no da puntada sin hilo, al menos en Twitter, y ahí está su tuit, advirtiendo de que las criptomonedas no son fiables y que si quieren jugar al juego, tienen que convertirse en bancos. Él hace lo que puede, y lo que se supone de un líder como él: mantener el sistema que conocemos lo más estable que podemos, para bien de unos y frustración de otros. Lo que no sabe es que el futuro ciberpunk de las criptomonedas, ya se inventó hace décadas. Lo que también parece ignorar es que cualquier regulación que implemente será nacional y el nuevo paradigma que suponen las criptomonedas como Bitcoin o Libra, es un esquema supranacional, fuera de toda regulación. Opaco. Otro tentáculo de la nueva-nueva economía que ya no se somete a las reglas de los estados. Una nueva-nueva economía que puede elegir tributar donde mejor le convenga, hasta que decida crear su propia regulación y sus propias leyes. El ciberpunk se acerca y lo hace tal como prometió: a golpe de algoritmo, bytes líquidos circulando por la redes, sin dueño, bandera ni siquiera un idioma, ya que los números son algo universal.

La Libra de Facebook supone un salto increíble a la tecnología del blockchain aplicado a la criptomoneda, algo parecido a lo que supuso el primer iPhone. Una revolución basada en el modelo de uso más que en la tecnología. En muy poco tiempo, esa terminología elitista y friki del hash, el wallet, los exchangers, los mineros o los nodos, pasarán a la historia.  En África hay países que no tienen bancos fiables, que no tienen una manera segura de transferir dinero, pero tienen Whatsapp. En breve, todo aquel que tenga Whatsapp tendrá un monedero de criptomoneda: Libras.

Facebook, Evil Corporation, Haselfroch, Umbrella Corporation, Tyrell Corp o Amazon. Qué mas da. Nos han cogido por los huevos y nos miran a los ojos sonriendo, y lo peor es que nosotros les devolvemos la sonrisa, por que su nuevo modelo es irresistible. Por eso triunfarán, porque los políticos piensan en mantener lo que existe, y los mercaderes de almas en cambiarlo para ganar.

Inventar un nuevo sistema monetario global que reemplace al Dólar como moneda planetaria y que permita obtener un porcentaje de beneficio por cada transacción es una idea que parecía imposible, hasta que alguien ha logrado que Mr. POTUS hable de ella en Twitter. Después de esto ¿qué más necesitamos para darnos cuenta de que el Ciberpunk que soñó William Gibson está llamando a nuestra puerta? No sé vosotros pero yo pienso llamar a mi monedero Wintermute, sólo por si acaso.

A diferencia de Bitcoin el sistema Libra no es ni mucho menos libre, ni distribuido, ya que los nodos de la red estarán mantenidos por el consorcio de corporaciones que lo sustenta. Corporaciones multinacionales como Uber o Visa entre otras muchas. Aquellos que soñaron con una utopía donde el dinero fuera libre con el algoritmo abierto de Bitcoin, se pueden ir olvidando. En el Bitcoin cada elemento del sistema está retribuido de una manera justa, garantizando además el anonimato, la seguridad y la trazabilidad, En Libra, sed bienvenidos a la distopía de moda, donde el sistema está pensado para identificar perfectamente a cada individuo y obtener un máximo beneficio, reduciendo la incertidumbre de la volatilidad de la moneda, al equiparar su precio al valor combinado de un conjunto de monedas internacionales (Euro, Dólar, Yen…) y lo más importante del todo, reduciendo la complejidad del sistema de manera que todo aquel que tenga Whatsapp tenga acceso a Libra. Hasta mi madre, dentro de poco, comprará el billete del tren con Libras y nada podrá pararlo. Nada ni nadie.

Libra no es una brillante e innovadora idea, por que otros (los chinos) se les han adelantado con la QQCoin de Tenzent y otros competidores como como Baidu o Alibabá. Esto es una guerra global pero Facebook ha sacado los dientes y pinta fatal para aquellos que intentan a duras penas mantener el sistema en su sitio. Esto será como la escabechina del SMS cuando llegó Whatsapp pero a lo bestia.

A mí cuando me preguntan si invertir en Bitcoins, pregunto ¿has visto Madmax? Pues lo mismo, si de veras crees que te vas a poder borrar de Facebook y Whatsapp es que no has visto Matrix.

Y aquí no hay pastilla roja.

6 comments

  • Max Power

    6 agosto 2019 at 12:14 pm

    Hay una breve mención a un sistema monetario criptográfico en «La era del diamante. Manual ilustrado para jovencitas», pero el autor se pasó de optimista describiéndolo como un sistema diseñado para evitar manipulaciones económicas.

    Ninguno de los poderes actuales quiere evitar la manipulación, sino que lo que quiere es garantizarse ser los únicos con capacidad de manipulación. Aún con todo, creo que el triunfo de una criptomoneda distribuida, anónima e independiente es una utopía anarcocapitalista y si Bitcoin se sigue permitiendo ahora mismo es porque es mitad campo de pruebas, mitad disidencia controlada.

    Reply

    • Avedon

      10 agosto 2019 at 7:18 pm

      Pasaremos de la utopía anarcocapitalista al ciberpunk más radical…

      Reply

      • Jimmy Olano

        12 agosto 2019 at 9:29 pm

        Como dijo el sr. Max Power (y ha dado en el clavo):

        «Ninguno de los poderes actuales quiere evitar la manipulación, sino que lo que quiere es garantizarse ser los únicos con capacidad de manipulación.»

        ¡ESE ES TODO EL MEOLLO DEL ASUNTO!

        “La libertad no es poder elegir entre unas pocas opciones impuestas, sino tener el control de tu propia vida. La libertad no es elegir quién será tu amo, es no tener amo”
        ― Richard Stallman.

        Reply

  • Jimmy Olano

    7 agosto 2019 at 12:36 pm

    Totalmente cierto lo aquí publicado, las criptomonedas llegaron para quedarse: inicialmente implementado por personas y ahora en manos de las grandes corporaciones (como es el caso de Libra con Facebook) ha tocado los intereses del mayor imperio conocido por la humanidad y su máximo representante se preocupa por ello pero no hace nada por detenerlo más allá de rumiar sus pensamientos por Twitter.

    Porque si bien es cierto que las grandes corporaciones pueden sobrepasar a cualquier imperio, nación o reino, también es cierto que estos últimos pueden devolver el golpe y usar sus propias criptomonedas. Os cuento el caso de Venezuela.

    Sí, que yo se que ya estáis harto de escuchar de mi país todos los días en todas partes pero ¿es acaso nuestra culpa? ¿somos acá de verdad tan poderosos como para mantener en vilo a todo el mundo? PUES VA A SER QUE NO.

    Desde 2016 cuando cae el precio del petróleo (y eso es lo que exportamos acá en un 99%) disminuyó la cantidad de dólares estadounidenses en nuestras manos con la misma cantidad de bolívares (nuestra moneda acá de este lado del charco) LO CUAL DISPARÓ LA INFLACIÓN (misma cantidad de bolívares, menos cantidad de dólares: disminuye la oferta con la misma demanda, aumenta el precio del billete verde y catapulta la inflación).

    No os contaré de los problemas de estar metiendo una retahíla de ceros en cada momento de nuestras vidas en los bancos, cajeros automáticos, contabilidad, etc. Por eso hicimos una reconversión monetaria monetaria en agosto de 2018 dividiendo todos los montos por cien mil y creando así la moneda «bolívar soberano»… ¿Qué diantres tiene que ver con las criptomonedas? A eso voy: en ese momento el gobierno venezolano ofreció la posibilidad de ahorrar en la novedosa criptomoneda Petro (un Petro equivale a un barril de petróleo, aproximadamente 60 US$) y yo compré desde septiembre hasta diciembre de 2018 a un precio de Bs. 3.600,00 por Petro. Dicho ahorro lo liquidan trimestralmente en 2019 y al momento de escribir estas líneas está en Bs. 718.705,59 por Petro… Lo único que tengo que hacer es que cuando mi monedero digital me envíe un mensaje de texto a mi móvil, transferirlo al banco y de allí pagar mis compras. Y no os cuento que ya es aceptado por tiendas y está legalmente tipificado como unidad de cuenta para los bancos

    El sin pelucas de Trump escogió muy mal el camino: atacar a Libra, estar en su contra. El señor Avedon bien claro lo dice aquí, esto es imparable, y el elegido allá en el imperio del norte está haciendo mal sus deberes: ÉL INTENTA ORDENAR QUE LA LIBRA DE FACEBOOK VENGA Y SE SOMETA AL SISTEMA BANCARIO… acá el gobierno venezolano obliga a los bancos a que vayan y asimilen a la criptomoneda Petro, está devolviendo el golpe.

    Yo no se ustedes pero como dice Avedon, en cuanto me dejen la opción en el sistema, también le arrebataré el nombre a la familia Tessier-Ashpool y llamaré a mi monedero «Wintermute» ¡tengan ustedes eso por seguro! Gracias por su tiempo.

    Jimmy Olano

    Reply

    • Avedon

      10 agosto 2019 at 7:22 pm

      Efectivamente, fuera del «occidente normalizado», otros países tienen como aliado a las criptomonedas. He oído historias diversas en países de latinoamérica (no solo Venenuezuela), África, Europa y Asia. Gracias por contarnos tu realidad Jimmy, sería interesante conocer mucho más de vuestro día a dia al respecto, quizás en privado.

      Reply

  • Blázquez Noeno

    8 agosto 2019 at 3:09 pm

    Los testigos de la criptocosa lleva más de una década hablando de esa GRAN REVOLUCIÓN venidera, que nunca termina de llegar.
    Para ser algo tan inminente… esta revolución se está haciendo de rogar. Es como la revolución del coche eléctrico, o la revolución del Mini Disc, o la revolución de los chinitos de la suerte, me parece a mí. Una de esas cosas que nunca termina de suceder.

    Un punto de vista alternativo, menos alucinado con cada pijadita técnica que inventan:
    Puri, blockchain, Castellani y Gran Hermano.
    http://www.blazqueznoeno.com/puri-blockchain-castellani-y-el-gran-hermano/

    Reply

Deja un comentario, me encantará contestarte

Tu email no será publicado

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

kubrick

Apúntate a mi lista de correo

Mi lista de correo sirve para enviarte por email una recopilación de mis últimos artículos cada tres semanas. Así no se te pasará nada de lo que escriba. Te prometo que no le daré tu email a nadie ni te venderé descuentos en viajes a Marte, esto queda entre tú y yo. Bueno, y cualquier visitante del futuro que conozca nuestro destino.

¡Ya te tengo fichado! ¡Gracias!

Por fin está aquí.

Por fin está aquí.

Seis historias de amor en tres universos distintos. Huyendo de géneros y etiquetas. Escapando de lo convencional y enfrentados a un futuro incierto esta novela habla del verdadero coste de ser humano y de las elecciones que a veces tomanos para no dejar de serlo.

Continuación de mi primera novela, "11,4 sueños luz" pero que puede ser leída de forma independiente.


480 páginas. Disponible en papel y eBook

You have Successfully Subscribed!