main

Ficción personal

Micro relato: No me lo creo

29 septiembre 2015 — 3

metro-horapunta-1024x576.jpg

Es un género que detesto, será por que necesito muchas palabras para arrancar mi motor literario, o será por que necesito desarrollos de personajes. El caso es que no suelo leerlos, pero me embarqué en un juego del que no pude desentenderme y salió este pequeño engendro, colaborando con mi fiel amigo JuanBlas, de foroescritores.es, espero que os guste :-)


Aún sentado he de taparme la nariz con mi camisa, qué olor por Dios. Al tren suben dos gitanos, uno con muleta. Saben que está a rebosar y que es ideal para dar el palo. Miro a la señora de enfrente: tan guiri y tan rubia. Ni se entera de lo que viene ¿Cómo? ¿Les cede el asiento? No puede ser, ¡pero si la muleta es de mentira! ¡Qué morro!,y encima se lo agradecen. No me lo creo. La sueca se queda de pie y eso que tiene años. Ella sabrá. Seguro que cuando pare el tren, el gitano pilla el bolso y sale por patas. Y la gitana apoyando la cabeza en el hombro mugriento del otro. Primera parada. El de la muleta vuelve a su cojera y al apearse saluda a la vieja. Me mira y bajo la vista a su muñón. No me lo creo.

kubrick

Apúntate a mi lista de correo

Mi lista de correo sirve para enviarte por email una recopilación de mis últimos artículos cada tres semanas. Así no se te pasará nada de lo que escriba. Te prometo que no le daré tu email a nadie ni te venderé descuentos en viajes a Marte, esto queda entre tú y yo. Bueno, y cualquier visitante del futuro que conozca nuestro destino.

¡Ya te tengo fichado! ¡Gracias!