No me he rendido y «Hijos de Brin» va por buen camino

Sé que os debo a todos una tercera novela. Muchos de vosotros estáis esperándola desde el 2018. Han ocurrido cosas desde entonces, mi tercer hijo, mi tercer proyecto empresarial… mudanzas y cambios en mi vida. Incluso se ha colado otra novela por el camino (Un reino feliz) que espero publicar en breve. Pero no me olvido, así no tendréis que perdonarme: sigo escribiendo «Hijos de Brin» y si dios quiere la terminaré y autopublicaré este año, para navidad. Ya tengo escrito más o menos una cuarta parte y lo mejor es que el resto lo tengo todo en mi cabeza, por que ¿sabéis una cosa?

«Hijos de Brin» es la segunda novela que escribí, hace aproximadamente quince años.  Bueno, no se llamaba así si no «Procyon 4». Ahora estoy reescribiéndola por completo, aunque parto con ventaja, ya que hay ciertos detalles, estructuras de personajes y sobre todo un mundo preexistente que puedo reutilizar y ampliar sin miedo.

https://imagessl3.casadellibro.com/a/l/t5/43/9788416507443.jpg
No, esta novela no tiene nada que ver con la mía. No, tampoco soy Ricardo Machuca.

La original nunca llegué a publicarla, por que… bueno, por que no valía gran cosa. A pesar de ello una buena amiga que la leyó me animó a que siguiera escribiendo y es cuando decidí crear la historia previa a aquellos pirados que se meten en una nave generacional. De ahí salió «11,4 sueños luz», pero primero de todo existió Joel, el hijo de Ariel y sus aventuras en el universo ampliado.

Parte del universo ampliado de Hijos de Brin. Si eres aficionado a la astronomía o a Elite reconocerás muchos nombres.

¿Universo ampliado?

Bueno, sí, mi universo también tiene un mapa, igual que Lágrimas negras de Brin tenía su mapa del mundo de Brin, en esta ocasión el ser humano ha descubierto como viajar a las estrellas sin utilizar naves generaciones (ups, spoiler). Me hubiera encantado copiar la idea de Pohl en Pórtico, pero en esta ocasión los viajes intersistema tienen otro funcionamiento muy peculiar. Como veréis el ser humano se ha dado mucha prisa en explorar la galaxia y se ha encontrado algunas sorpresas por el camino.

En Hijos de Brin volveréis a encontraros con algunos personajes ya conocidos, pero los protagonistas esta vez serán Joel y algunos de sus compañeros de viaje. Joel tiene unos rizos negros y una mirada que le delata. No es lo único, también ha heredado el coraje de su madre y la curiosidad de su padre. Si el ciberpunk era la seña de identidad de 11,4 sueños luz, la fantasía la de Lágrimas negras de Brin, en esta ocasión será el space opera, aunque si os digo la verdad, los géneros me importan poco. El final lleva escrito quince años y ahora sólo tengo que hacer que merezca la pena haber esperado tanto tiempo.  Ya no es la historia de un personaje, es la historia de decenas de personajes y casi dos décadas de mi vida pensando en como terminará la última nave Veluss.

Diseños y nuevos mundos

La novela se divide en tres partes, como casi todas mis novelas.

La primera parte, transcurre en una pequeña nave, y por supuesto he hecho los planos. Me da algo de vergüenza compartirlo con vosotros porque están hechos a  mano en un bloc de notas y se nota que lo mío no es el diseño industrial.

La segunda parte transcurre en varios mundos a lo largo de una elipsis de varios años que también me sirve para enseñar un nuevo mundo, bastante mas amplio y fascinante que lo había enseñado hasta ahora. Me sirve para que Joel crezca y desarrolle sus habilidades especiales. Debe ser porque ví muchas películas de pequeño, pero me encanta esa parte donde los personajes aprenden y se preparan para algo que todavía no conocen.

En la tercera parte, hay mucha acción. Mucha acción y de todo tipo. ¿Queríais ciencia ficción?, os vais a hartar. El final, os aseguro que dejará todas las tramas cerradas, de una vez por todas, y la trilogía de Brin llegará a su fin. Espero que esta novela tenga una extensión media, entre 11,4 sueños luz y Lágrimas negras de Brin, pero ni yo mismo lo sé del todo.

Portadas

Espero no pifiarla como hice con la portada original de Lágrimas negras de Brin. La portada original estaba basada en un diseño original de los años 50 de una nave generacional de tipo toroide. No es posible porque Veluss es un diseño de nave generacional tipo tonel, además es demasiado «Hard» para mi gusto.

Diseño de portada de la novela original

Mi propuesta de momento es la portada que está a continuación, basada en una fotografía libre de derechos que me encanta. Me gustaría mucho conocer vuestra opinión al respecto, especialmente si habéis leido las dos novelas anteriores. La fotografía representaría a Lorena, uno de los personajes secundarios de la novela y clave para la trama.

 

Hijos de Brin - media
Portada provisional ¿qué opinas?

La música de «Hijos de Brin»

En esta ocasión la música tiene una especial importancia en la novela, porque Lorena (la de la portada)  canta y toca la guitarra. No os digo más, solo os dejo por aquí algunas de las canciones que me inspiran mientras escribo y es que esta novela no sólo será Space Opera, sino que además tendrá un toque country.

«Helpless», de Molly Tuttle

«Sorry you’re sick», Ted Hawkins

«Angel from montgomery», versionado por Old Crow Medicine Show

«Wagon wheel», de Old Crow Medicine Show

«Mercy now», de Mary Gauthier

«The other woman», de Tim O’Brien

«Righteously», Lucinda Williams

«I drink», Mary Gauthier

«El camino», de Hogjaw

«Chick singer, badass rockin'», Ray Wylie Hubbard

«Come on», de Sourthern Bitch

«Fortunate son», versionado por Todd Snider

«November air», de Zach Dylan

«Dig Gravedigger Dig», de Cord Lund

«Knockin’On Heaven’s door», de Bob Dylan

«Diggin’ my potatoes», de Tim O’Brien

«Getting away with it», de James

«Common people», de William Shatner

«The muse», de Wood Brothers

«Creep», de Radiohead

«Not in love», de Maika Makovski

«All I want», Civet

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (5 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando...

Comments

  • Jose Antonio Sánchez

    3 meses agoReply

    Buenos días, Nicholas.
    En primer lugar, comentarte que nunca he pensado que te hubieras olvidado de los Hijos de Brin. Creo que es un proyecto demasiado bonito, espectacular y personal como para dejarlo abandonado en un cajón.
    Cada libro necesita su tiempo y su momento y yo sé bien lo que cuesta crear una historia, por pequeña que sea.
    Eso sí, con esta entrada me has hecho la boca agua y ponerme los vellitos de punta con tantos detalles. Ahora tengo muchísimas ganas de hincarle el diente a ese sabroso regalito. Pero no hay bulla, las buenas viandas necesitan su tiempo de cocción y realización y la tuya va a ser, estoy seguro, de gourmet.
    Con respecto a la portada, la verdad es que es preciosa. Esos tonos dorados le dan mucha calidez y belleza. El ojo de la modelo es inquisitivo y genera mucha intensidad. Y la postura de la mano parece que llena la fotografía con una invitación. Lo enigmático y perturbador es esa línea dorada que divida nariz y labios. Sé que has dicho que es una fotografía ya creada, pero ¿tendrá esa enigmática línea algún significado de la trama?
    Bueno, Nicholas, no des más detalles que nos vas a hacer desesperante la espera. ;)
    Deseo que disfrutes mucho con la terminación de esta trilogía, porque seguro que nosotros lo haremos cuando podamos degustarla.
    Un abrazo.

    • 3 meses agoReply

      Gracias por los ánimos JASC, totalmente cierto eso de que todo tiene que llegar a su momento. ¡Solo hay que perseverar!

  • Yirko

    3 meses agoReply

    Te sere sincero, no recuerdo los detalles de ambas novelas, pero aun siento cuanto me gustaron y tendre que releerlas antes de diciembre.
    Creo que compartes bastante con nosotros los lectores, se nota tu preocupacion y las ganas que tienes de seguir entregandonos historias. Por lo anterior, seguire atento y releyendo a la espera de Hijos de Brin.

    respecto de la portada, me encanta la segunda, por una salvedad, tal vez un rostro dibidido por intensidades, mundos y especies. Uno mas sombrio con dudas y la otra mitad tal como la presentas.
    El mas sombrio me recuerda a lagrimas negras de Brin y para el cierre seria interesante algo de nostalgia.

    saludos y exito en todo.

Leave a Reply

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Featured

kubrick

Apúntate a mi lista de correo

Mi lista de correo sirve para enviarte por email una recopilación de mis últimos artículos cada tres semanas. Así no se te pasará nada de lo que escriba. Te prometo que no le daré tu email a nadie ni te venderé descuentos en viajes a Marte, esto queda entre tú y yo. Bueno, y cualquier visitante del futuro que conozca nuestro destino.

¡Ya te tengo fichado! ¡Gracias!